“Internet de las cosas” busca transformar las ciudades

domingo, 20 de marzo de 2016 · 00:00
ABC  / Madrid 

¿El futuro? ¿Una moda? El IoT o "internet de las cosas” ha sido, sin duda, uno de los protagonistas de la última edición del Mobile World Congress, celebrado en Barcelona. Esta propuesta tecnológica encarna una nueva era. 
Se trata de conectar los miles de objetos, más o menos cotidianos que nos rodean cada día, a la nube, convirtiéndolos, así, en los sensores de las ciudades. De esta forma anticipa la llamada ciudad conectada.
 
Es el futuro que proclaman los expertos y fabricantes de tecnología. Un mundo donde la monitorización y los sensores inunden nuestro entorno. Urbes inteligentes, ultraconectadas y eficientes en todos los sentidos. Desde el aspecto energético al de movilidad urbana. Solamente se puede ser consciente del cambio que supondría si imaginamos lo que se ahorraría en tiempo y consumo de combustible. 
 
Un ejemplo, si se pudieran evitar todas las horas en las que los conductores dan vueltas buscando un sitio para aparcar, si fuéramos capaces de reservar de antemano un espacio de aparcamiento en la vía pública, ¿habría entonces menos estrés y se optimizaría mejor los recursos tan importantes como el tiempo? Y por no hablar del efecto que tendría sobre la polución que asedia las ciudades. Algo así sería posible con sólo utilizar sensores de aparcamiento conectados.
 
Este "internet de las cosas” plantea, no obstante, varios desafíos técnicos y legales. Ahora mismo los sistemas de telefonía actuales como las redes 4G no son capaces de procesar miles de objetos conectados a la red al mismo tiempo y enviando datos en tiempo real. Se busca una alternativa. La evolución del 4G al 4.5G probablemente sí que pueda hacerlo, pero todavía es algo que está por ver. 
 
Por otro lado, está la frecuencia que usarían todos estos dispositivos que no pueden ser las actuales, ya que consumen mucha energía. Algunos fabricantes han propuesto la banda estrecha como la solución, pero todavía no es un estándar. Este tipo de banda cubriría todas las necesidades del "internet de las cosas”, es eficiente y atraviesa obstáculos como muros.
 
Así por ejemplo, AT&T y la firma Ericsson han llevado a cabo el proyecto de "agua conectada”,  donde varias decenas de analizadores de agua controlan los 692 kilómetros del río Chattahoochee en Estados Unidos, enviando continuamente datos precisos de la calidad del agua. Todo ello, usando sensores autónomos que cuentan con un año de batería. Han logrado pasar de los 15.000 euros que cuesta un analizador industrial a los 500 euros de estos nuevos sensores. Eso sin tener en cuenta el ahorro que supone en personal, al no necesitar ajustarlos, ni recoger los datos, ni cambiar la batería durante un año. Datos útiles logrados de manera eficiente. 
 
La educación   se verá afectada
 
En educación incluso se ha propuesto aplicaciones. El profesor de Tecnología de la Información de la Universidad CEU San Pablo, Gianluca Cornetta, ha afirmado que la educación se verá afectada de forma sustancial por el "internet de las cosas”, que permitirá la creación de "entornos de aprendizaje adaptativos, personalizados y distribuidos” en los que será el alumno quien gestione el flujo de información y marque los tiempos de su aprendizaje. 
 
Esta tecnología supondrá para el mercado educativo, a juicio de los expertos, "nuevas oportunidades de negocio y una mejora sustancial de todos los procesos empresariales relacionados”. En esta dirección, Cornetta ha explicado el proyecto europeo Newton, que impulsa la Universidad CEU San Pablo junto a otros 13 partners académicos e industriales, que pretende superar las limitaciones de los sistemas de gestión de conocimiento actuales creando un entorno de aprendizaje adaptativo, capaz de generar contenidos personalizados y que incorporará nuevas experiencias interactivas y sociales. 
 
"Al participar de forma activa en el proceso de aprendizaje, permitirá que los estudiantes desarrollen nuevas habilidades técnicas y sociales y, por otro lado, facilitará la inclusión de alumnos con necesidades de educación especiales. Con ello se fomentará la integración social, se combatirá el abandono escolar y se promoverá la integración de estudiantes con discapacidad en escuelas y clases convencionales”, asegura este experto.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias