Conoce los trapos sucios de los actores de la serie ‘Friends’

viernes, 4 de marzo de 2016 · 10:00

ABC.ES /

Eran la pandilla perfecta. Una serie de treintañeros neoyorkinos viviendo una amistad llena de amores, idas y vueltas. Pero la realidad no era exactamente así. Tras la confesión de Matthew Perry, asegurando que apenas podía recordar dos temporadas de la serie por hallarse bajo los efectos de las drogas, otros muchos rumores y certezas han venido empañando la imagen idílica de «Friends» y sus protagonistas.

A pesar de que recientemente han certificado que su relación ha vuelto a ser buena, lo cierto es que Jennifer Aniston estuvo durante todo el rodaje de la serie con un problema importante: no se hablaba con su madre. Tanto es así, que las críticas fueron públicas y no fue invitada a la boda de su hija.

Aunque la actriz tiene una extraña tendencia a la hora de repartir invitaciones de boda. Ninguno de sus tres compañeros masculinos, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer, fueron invitados a su enlace con Justin Therour.

Como ya hemos mencionado, Perry estuvo «enganchado» al alcohol y las pastillas durante tres años de la serie. Según ha narrado él mismo, llegó un momento en que su adición era tan grande que «no podía ocultarlo, y todo el mundo se daba cuenta en el set».

Divorcios y cuestiones menores

Los problemas de LeBlanc fueron menores, aunque enrarecieron buena parte de los rodajes. El divorcio de su esposa cogió de sorpresa a todos. Para empezar a su propia esposa. Nadie sabía que llevaba tiempo viéndose con su compañera Andrea Anders. Además de eso, ha confesado un par de multas por ir conduciendo bajo los efectos del alcohol.

Courtney Cox durante la época de «Friends» los mejores años de su carrera y vida personal. Justo después, tras once años de matrimonio, se divorció de David Arquette en 2010... En realidad tardó otros dos años en firmarlo.

David Schwimmer, en realidad, tiene una vida tan parecida a su personaje en lo aburrido, que a la prensa norteamericana le ha costado encontrar trapos sucios. Él mismo se encargó de llamar la atención a su manera cuando compró y luego demolió una propiedad de 1852 para construir una casa nueva. En los muros de esa nueva vivienda, sus enfadados vecinos escribieron: «Ross no mola».

En 2014, un jurado encontró a Lisa Kudrow culpable de incumplimiento de contrato después de una disputa legal con su ex manager, Scott Howard. Después de años en los tribunales un jurado falló en favor de Howard. Como resultado, Kudrow tuvo que desembolsar más de 1,6 millones. O sea, lo que cobraba por cada episodio de «Friends».

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias