Conozca un polémico reclamo en una fiesta en Nairobi

martes, 8 de marzo de 2016 · 09:48

El Mundo / Carolina Valdehíta

"Nadie volverá a casa siendo virgen", rezaban los panfletos. El cartel podía confundirse como un reclamo para una fiesta a lo Playboy, o como parte de un Eyes Wide Shut africano, pero no era lo que escondía tras de sí. Según han dicho las autoridades kenianas, una red de pornografía llamada Proyect X estaba detrás de una polémica fiesta del sexo prevista para el sábado en Nairobi, la capital de Kenia.

Una fiesta un tanto cuestionable en un barrio acomodado como el de Kileleshwa, donde abunda la clase media y los expatriados. Después de que más de uno se llevara las manos a la cabeza por el cartel, el evento ha sido cancelado no sin recibir las críticas de los organizadores, que han culpado a los periodistas de etiquetar el acontecimiento como una "fiesta de sexo" y han dicho que el problema de mucho medios de comunicación es que son de "mente estrecha". Las entradas del evento, así como los carteles publicitarios, mostraban a varias mujeres semidesnudas y en actitud erótica. Los precios de las entradas iban desde los 10 euros hasta los 35 euros para los asistentes VIP. "Una noche para perder la cabeza", decía otro eslogan.

Según la Kenya Film Classification Board (KFCB), la finalidad que se perseguía con el Proyecto X era realizar actos "indecentes" y "decadentes". En una conferencia de prensa, un portavoz de la KFCB dijo que había habido un aumento de jóvenes siendo chantajeadosdespués de haber sido filmados teniendo sexo. "El KFCB tomó cartas en el asunto después de recibir un aviso de que la fiesta iba a ser utilizada por la gente de negocios sin escrúpulos para promover las drogas, el sexo ilícito y la realización de películas pornográficas". Sin embargo, la empresa insiste en que nada de lo que iban a hacer era ilegal, escudándose en que el lugar estaba concebido para que "los adultos jóvenes pudieran reunirse, socializar y pasar un buen rato".

Crisis de valores

Kenia es un país con una gran influencia de la religión, especialmente lacristiana. De hecho, el Papa Jorge Bergoglio acudió a finales de noviembre al país como punto de partida de su primera gira en África. En los colegios apenas hay educación sexual, y la única prevención que se enseña a los adolescentes para evitar embarazos indeseados es la ausencia de relaciones sexuales. Es por eso, que ante una normativa tan estricta sobre la prevalencia de la virtud, una empresa de eventos haya decidido darle tanto bombo y platillo a una fiesta con claras connotaciones sexuales.

No obstante y pese a lo que se enseña en las escuelas, no es difícil ver cómo los valores están cambiando con las nuevas generaciones y el sexo está cada vez más presente en la vida de los kenianos más jóvenes. Y no sólo por la prostitución en las calles o en los clubes, sino entre los adolescentes que cada vez tiene más acceso a la información y a contenidos pornográficos. El asunto llegó a ser trending topic en Twitter y varios blogueros denunciaron la "hipocresía" de las fuerzas de seguridad. Un bloguero publicaba un post tras la polémica diciendo que "fiestas de esta magnitud se llevan a cabo en todo Nairobi todos los días" y añadía en su artículo que los organizadores se vieron obligados a cancelar la fiesta por la "tormenta deamenazas de los agentes de la policía, que, en lugar de perseguir terroristas y criminales están ocupados interferir con la vida de los kenianos amantes de la paz".

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias