Las víctimas de radiaciones de Chernóbil están abandonadas

El nivel de radiactividad de la zona únicamente se redujo levemente desde la explosión de la central nuclear el 26 de abril de 1986.
jueves, 21 de abril de 2016 · 00:00
AFP Starye Bobovichi
Rusia
 
"Nos abandonaron. Así fue. No hay más doctores, ni hospitales. Y pronto no habrá más medicamentos”. 
 
Con 70 años, Anna Vendarenko se preocupa por el recorte del Estado ruso de ayudas a las víctimas de las radiaciones, 30 años después del accidente de Chernóbil. Hasta ahora considerado "zona prohibida”, su pueblo, Starye Bobovichi, que los habitantes se negaron a evacuar, vio su nivel de radiactividad reducirse por decreto presidencial. 
 
Como consecuencia de este cambio de nivel, la ayuda financiera del Estado, que consiste en subvenciones para los gastos médicos, las curas en sanatorios para los niños o incluso los programas socioeconómicos, disminuirá de forma drástica. 
 
Sin embargo, el nivel de radiactividad de la zona únicamente  se redujo levemente desde la explosión de la central nuclear de Chernóbil, el 26 de abril de 1986, asegura Alexei Kiselev y Rachid Alimov, especialistas de la radiactividad de la ONG ambientalista   Greenpeace. 
 
Equipados con un aparato para medir el nivel de partículas radiactivas, calculan los niveles en la plaza principal del pueblo. "1,7 microsieverts por hora (mkSv/h)... Es más de 30 veces la dosis máxima recomendada”, advierte Rachid Alimov. 
 
"Será mejor no demorarse. Pensar que hay gente que vive aquí”, se apena Alexei Kiselev.  
 
En total, de las 4.413 localidades rusas afectadas por las repercusiones de Chernobil, 383 verán sus subvenciones recortadas como las de Starye Bobovitchi. 
 
Otras 558 serán simplemente suprimidas de la lista. 
 
"Con este decreto, el Estado rechaza reconocer que se necesitan 2.000 años y no 30 para descontaminar una zona”, denuncia Anton Korsakov, biólogo y especialista de las consecuencias de Chernóbil en la vasta región boscosa  de Briansk. 
 
"Incluso si conseguimos descontaminarla, serán necesarias varias generaciones antes de que los niños nazcan sanos”, destaca, recordando que el índice de mortalidad infantil en la región es cinco veces superior a la media nacional. Y cuando sobreviven, 80% de los niños desarrollan una o varias enfermedades crónicas, según las estadísticas oficiales, citadas por el especialista. 
 
En Novozybkov, ciudad a 180 km de Chernóbil, cuyos 30.000 habitantes no fueron nunca evacuados como estaba previsto, los pasillos del hospital están llenos de niños y ancianos que esperan durante varias horas. 
 
Viktor Janaiev, cirujano, estima que un tercio de sus pacientes vienen por enfermedades causadas o empeoradas por las radiaciones. "Muchos no pueden cuidarse:  se tienen que comprar otros que son más caros”, explica en una entrevista.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias