La denominación de origen ya divide a europeos y americanos

La denominación geográfica es ante todo un elemento de autentificación de los productos. Y detrás de estos hay un concepto cultural, regional e histórico.
sábado, 30 de abril de 2016 · 00:00
AFP / París

Brie francés, feta griego, manchego español o parmiggiano italiano, los productores europeos exigen el respeto de sus denominaciones de origen en la Asociación Transatlántica de libre comercio e inversión entre Estados Unidos  y la  Unión Europea  (TTIP), tema de fuerte debate en las negociaciones reanudadas el pasado lunes 25 en Nueva York. 
 
La denominación de origen para un productor es como una joya de familia, y la idea de que ese tesoro del terruño se transforme en nombre genérico los exaspera. Pero la noción europea de indicación geográfica protegida no tiene un reconocimiento internacional armonizado. 
 
"En EEUU, brie o feta son nombres genéricos”, indica Paul Zindy, encargado de misión del CNAOL, el Consejo francés de denominaciones de origen de los lácteos. Y los productores estadounidenses no quieren que eso cambie de ninguna manera. 
 
El norteamericano Consortium for common food names denuncia incluso los "ataques” de la Unión Europea (UE)    contra los nombres genéricos. 
 
Según Paul Zindy, la Comisión Europea tiene ahora una "posición bastante firme” al respecto, y adjuntó al protocolo de negociación del TIPP una lista de 200 productos asociados a una tierra: aceites, embutidos, quesos, vinos y dulces, entre otros. 26 productos españoles figuran en ella, desde el azafrán de La Mancha, hasta el turrón de Alicante, pasando por los jamones de Huelva y Teruel, aceites de diversas regiones y quesos. 
 
Pero la comisión ha adoptado esa idea recientemente, según el secretario de Estado francés de Comercio Exterior, Mathias Fekl, ardiente defensor de "la diplomacia de los terruños”. 
 
El mes pasado, Fekl había manifestado su preocupación por las "discusiones bloqueadas” sobre el tema, al terminar la  ronda 12 de discusiones de los dos bloques. "Si las negociaciones desembocaran en una puesta en competencia de dos modelos agrícolas y alimentarios diferentes, el nuestro no resistiría”, advirtió, recordando que la superficie agrícola de Francia, primera agricultura de Europa, equivale al 8% de los impresionantes  375 millones de hectáreas agrícolas estadounidenses. 
 
Una batalla comercial 
 
Detrás del aparente folklore de las denominaciones, incomprendido en EEUU, tiene lugar una verdadera batalla comercial en toda la regla.  
 
"La denominación geográfica es ante todo un elemento de autentificación de los productos. Y detrás de los productos, que representan empleos y divisas, hay también un concepto de organización social y medioambiental de los territorios, por definición indelocalizable”, afirma Jean-Luc Darrien,  director del INAO, el instituto francés que administra las denominaciones de origen, sentando las bases de la posición europea. 
 
Champán  californiano 
 
En 2014, para Francia, los productos vendidos bajo el signo de la calidad y el origen representaban 22.000 millones de euros de facturación, de los cuales poco más de 16.000 millones para los vinos, según el INAO. 
 
Los productores europeos están escaldados por un precedente de EEUU: un acuerdo de 2005 autorizaba a los viñateros estadounidenses a utilizar 17 nombres "semigenéricos” asociados a una localización, por ejemplo "champán californiano”. 
 
"Ese acuerdo concernía asimismo el burgundy (borgoña), chianti, sherry (jerez) y porto. El acuerdo preveía a plazo el abandono de esos semigenéricos a cambio de la utilización de menciones tradicionales como Château o Clos, pero lamentablemente esa segunda etapa nunca fue aplicada”, explica Pascal Bobillier-Monnot, director de la Confederación de Productores de Vinos y Licores de denominación de origen controlada.
 
De cualquier modo, ambas partes se comprometieron a seguir con la negociación.
 
Entre la calidad, la tradición y el  negocio  
 
Vino  Un 53% del volumen de blancos efervescentes vendidos en EEUU son estadounidenses. De ellos 75% son presentados como champán a menos de 10 dólares. 
 
California Según el especialista Paul Zindy, los viñateros de Nappa Valley entienden  el interés de una denominación geográfica y se unieron a la red mundial Origin con el fin de defender sus productos. 
 
Lobby Pero el lobby de los lácteos norteamericanos, en cambio, se moviliza para oponerse a la lista de las 200 denominaciones que la UE quiere proteger. 
 
Legislación De acuerdo con  las normas de la Unión E   uropea es de cumplimiento obligatorio mostrar con claridad al consumidor la denominación de origen de cualquier producto en específico.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias