Rubén Blades, sobre Trump: “Si no fuera tan seria la cosa te provocaría risa”

sábado, 09 de abril de 2016 · 09:43

Infobae / Nicolás Villar

Llega un determinado momento en la vida de un artista en la que deja de necesitar una presentación per se. Ese es el caso del premiado y multifacético artista panameño Rubén Blades. Con 14 Grammys en su haber, nominado a tres premios Emmy, graduado en Leyes y Ciencia Política de la Universidad de Panamá y la prestigiosa Harvard.

Con una carrera política en su haber en la que llegó a postularse a la presidencia de Panamá en 1994, obteniendo el 18% de los votos, Blades es una prueba vigente de que el talento no debería ser encasillado en una categoría o limitado bajo una etiqueta.

En agosto se lo verá junto a Robert de Niro y el actor venezolano Edgar Ramírez en "Hands of Stone", el film basado en la vida de Roberto "Mano de Piedra" Durán y su entrenador Ray Arcel. Participó junto a Michael Fassbender en el film de culto "The Counselor", dirigido por Ridley Scott, y a lo largo de su carrera compartió pantalla con figuras de la talla de Robert Redford, Jack Nickolson y Denzel Washington.

Consultado acerca de su participación en Fear The Walking Dead, la exitosa serie de la cadena norteamericana AMC que estrena segunda temporada a nivel regional el próximo 10 de abril, Blades no dudó en trazar un paralelismo entre la narrativa ficcional del show en el que encarna a Daniel Salazar y la actualidad en muchas partes del mundo.

"En FTWD (siglas de la serie zombie en inglés) lo que se tiene es una circunstancia ficcionalizada de la realidad. Ahora mismo hay un FTWD en Siria, hay un FTWD en Sudán y en muchos países del mundo. Olvídense de los infectados, de los zombies por un momento, y fíjense en lo que ocurre en lugares donde se desploma todo lo que es la estructura de la ley y la religión, las amistades, la familia. Todo se borra, eso es increíble. Y uno dice eso es un programa de televisión, pero no. Eso está pasando ahora mismo".

Probablemente uno de los aspectos más interesantes que plantea "Fear" y la serie que resucitó la fiebre zombie en las pantallas de televisión de todo el mundo, "The Walking Dead", es que plantea la destrucción de la civilización tal y cual la conocemos hoy día, que permite explorar los miedos que acosan a la sociedad actual de una forma "segura" y desde la comodidad del living de millones de hogares alrededor del mundo.

"Ahora mismo hay gente que no tiene agua ni luz, que no puede levantar un teléfono y marcar al 911 a que los venga a ayudar. Hay gente que se le están muriendo los familiares y amigos, que no cuentan con recursos de ninguna clase. Y ninguno de nosotros pensamos en eso porque estamos ocupados con nuestras propias vidas".

Blades remarcó que la ficción obliga a considerar las consecuencias de nuestros actos y que esto es algo saludable para todos. También destacó la infinidad de cambios que se están dando de manera muy rápida en el mundo, no sólo los problemas ambientales, que pueden producir nuevas enfermedades sino los incontables desplazamientos físicos que se están dando alrededor del globo por cuestiones políticas.

Sin ir más lejos, la segunda temporada de la serie en cuestión comienza con un grupo de personas obligados a exiliarse en un barco ante la inminente amenaza que los fuerza a dejar todo atrás y comenzar una nueva vida inmersos en una total incertidumbre, un drama que viven por estos días miles de africanos y sirios.

"Perdonar es muy difícil. Pero es completamente necesario porque el que no perdona no merece perdón"

"Lo que me gusta de Daniel Salazar (el personaje que encarna) es que ofrece la posibilidad de la redención. Si nosotros vamos a resolver realmente nuestros problemas en el mundo y en las comunidades, tenemos que creer en la posibilidad de la redención. Y eso es muy difícil. Perdonar es muy difícil. Pero es completamente necesario porque el que no perdona no merece perdón. Es el argumento de Jesús: da la otra mejilla".

"Daniel está en ese proceso pero sin su esposa, y eso un hueco que le va comiendo la cabeza. El rescata a Griselda, su mujer en la ficción (personaje encarnado en la primera temporada por la talentosa Patricia Reyes Spíndola), de una situación horrorosa. "Es la única relación que él tiene donde existe sin lugar a dudas amor y apoyo".

El temor a Donald Trump

La postulación de Donald Trump a la Presidencia es tema de conversación inevitable de Infobae con Blades.

"Lo que ese escenario (Trump candidato) provocaría sería una definición final de para donde vamos. Yo no le tengo tanto miedo a eso, le tengo miedo a que a nosotros no enfrentemos lo obvio, nuestros propios defectos, nuestra ausencia de solidaridad y de proyecto. Ese tipo (Trump) lo único que hace es exponer a una cantidad de gente que fue creada por su propio partido y que ahora no saben como controlarla.Y el otro (Ted Cruz) es tan malo como él. Tampoco tiene nada que ofrecer. Si no fuera tan seria la cosa te provocaría risa".

Le tengo miedo a que no enfrentemos nuestros propios defectos, nuestra ausencia de solidaridad y de proyecto.

Blades puso especial énfasis en remarcar la destacable campaña que se encuentra realizando el socialista Bernie Sanders, quien compite por la candidatura demócrata con Hillary Clinton: "Eso es extraordinario. no sólo tiene apoyo económico sino también un tremendo apoyo entre las juventudes de los EE.UU. uno de los porcentajes más grandes entre jóvenes. Y sus argumentos son simples: cómo es posible que en un país donde se gastan dos trillones de dólares en una guerra que no ganan, no se le pueda ofrecer una beca a una persona para que vaya a la escuela. No es populismo, eso es simplemente lógica".

Los latinos en Hollywood

La reciente entrega de los premios Oscars volvió a poner en boca de todos la discusión sobre la latente discriminación racial que sigue existiendo en todos los ámbitos en los EE.UU.. Acostumbrado a abogar por los derechos de las minorías, Blades ofreció su visión al respecto.

"Deben haber más espacios, no hay ninguna razón para que no existan. El problema que hay ahora en Hollywood, con la discusión acerca de si Will Smith tendría que haber sido nominado, es una discusión entre gringos. Entre norteamericanos blancos y norteamericanos negros. No nos incluye porque los latinos no somos una raza. No existe la raza latina. Es más, el actor blanco latino tiene otro problema, que no es lo suficientemente latino como para hacer el rol. Es una cuestión de miedo e ignorancia y es cultural. Eso es necesario enfrentarlo hablando pero también exigiendo".

El artista no dudó en recordar que en los años veinte el gobierno de México solicitó a todos los mandatarios latinoamericanos hacer un boicot a las películas norteamericanas porque las películas de Hollywood planteaban la figura de los "greasers" o "grasosos" como mexicanos que secuestraban a las mujeres, las violaban y mataban.

"En ese momento, fue el argumento económico el que hizo que cambiara la política. Precisamente porque no somos una raza, somos más bien tribus, y por esa razón no hemos integrado una voz, como ocurrió con la minoría negra en los EE.UU., que se unieron y lucharon unidos como mano y no como dedos. Entonces hasta que eso no ocurra van a seguir haciendo lo que se les de la gana. Ahora están empezando a tener más cuidado porque se vienen las elecciones", argumentó Blades.

"Yo pinto pero para mí. Me gustan mucho la arqueología y paleontología, son direcciones que me gustaría intentar"

"Yo soy optimista en general. Si fuéramos a hablar de existencialismo, yo soy Albert Camus, y Sartre que se vaya de aquí con su nausea y su mala onda. Camus decía que se le podía dar un sentido al absurdo asumiéndolo y aceptándolo. Nosotros hemos creado estos enredos y también podemos resolverlos. Muchos dicen que es muy difícil, yo creo que difícil fue que un afroamericano haya llegado a la presidencia de este país. Y no ganó una vez, sino dos. Viviré tratando de dejar la cosa mejor que como la encontramos".

Consultado acerca de los planes futuros, Blades reconoció sentirse con menos tiempo e intentando definir que proyectos encarar para los años venideros.

"Yo pinto pero para mí. Me gustan mucho la arqueología y paleontología, son direcciones que me gustaría intentar más adelante. Estoy ahora mismo escribiendo sobre mis experiencias políticas, todo lo que he acumulado durante esos años. Los otros días me di cuenta que tengo miles de escritos acumulados, tengo un libro de poesía que comencé a escribir hace tres años y ahora estoy revisando a ver qué sirve. Las letras de las canciones estoy poniéndolas todas juntas, desde el 69 hasta ahora, y explicando por qué se escribieron, las condiciones políticas de la época y los temas".

"Tengo más pasado que futuro y estoy viendo que puedo hacer en estos años que me quedan, cada semana se te muere un amigo o alguien que tu conoces. Definir que es lo que voy a hacer con el tiempo que me queda, qué es posible y qué no. Estoy ahora mismo ordenándome básicamente, ordenando las cosas. Se me fue Gabo (Gabriel García Márquez) y Cheo (José Luis Feliciano) el mismo día, cuando se me fue Paco de Lucía estábamos trabajando en un disco juntos, y se fue pues".

El panameño aseguró que no hará más giras de salsa después de diciembre de 2016 y confirmó que ahora mismo se encuentra grabando un disco con un grupo brasileño llamado Boca Libre, con fecha de salida al mercado en junio de 2016. Una grabación inédita con la orquesta de Lou Reed y el film con De Niro son los próximos pasos.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias