Blind run, el juego para los no videntes

Lo diseñaron cuatro jóvenes, uno de ellos tiene 14 años. La idea es lograr diversión con sonidos.
domingo, 1 de mayo de 2016 · 00:00
Gabriel Díez L.  / La Paz

El objetivo de este juego es que un perro-guía evite que su dueño -una persona no vidente- tropiece con diferentes obstáculos, desde marchas hasta barras de fútbol. Blind run (correr a ciegas, en español) fue desarrollado por un equipo de cuatro jóvenes, quienes compitieron en un certamen de creación de videojuegos.

"El juego fue creado pensando en las personas con ceguera; más que nada se centra en los sonidos que son representativos de La Paz. Siempre que estás cerca de algún peligro, escuchas un sonido y tu perro ladra.
 
Entonces, apretas la barra espaciadora para evadirlo”, comenta David Revilla, de 22 años, quien es estudiante de ingeniería de sistemas e  integrante del equipo desarrollador.

Junto a él, participaron en la invención de este prototipo para computadoras, el ingeniero mecatrónico Sergio Valderrama, de 23 años;  el estudiante de primer año de informática Iver Quispe, de 20 años; y el estudiante de colegio Joaquín Prado, de 14 años.
 
Una competencia 

Este juego fue resultado de su participación en la competencia internacional One Click Jam, la cual se desarrolló entre el 15 y el 17 de abril en cinco sedes de Argentina, una de México y una de Bolivia (la cual se instaló en La Paz). Uno de los objetivos de esta actividad fue desarrollar proyectos "fáciles de jugar”.

"Hagamos videojuegos, que se jueguen con un solo click, para que también puedan ser jugados por quienes tengan discapacidad motriz”, fue  la consigna del encuentro mencionado.

Por eso, los integrantes de este equipo pensaron que sería bueno crear un videojuego para que una persona no vidente logre divertirse. Para cumplir ese objetivo, utilizaron sonidos de las marchas que tienen lugar en La Paz, grabaron cánticos de las barras de Bolívar y The Strongest, y también registraron el ruido del tráfico vehicular de la sede de Gobierno.

Todos estos elementos les permitieron diseñar Blind run, una plataforma en la que un perro-guía -el cual fue creado en la parte gráfica por Quispe- ladra para orientar al usuario.

Cada ladrido más fuerte es señal de obstáculo; y cuando eso sucede, el jugador debe apretar  la barra espaciadora del teclado para que el can gire a un costado y evite el choque.

"Si bien la idea es hacer juegos para que las personas con discapacidad también puedan jugar, nosotros no sólo queríamos que se sientan incluidos, sino que realmente el juego sea más divertido y apreciado por ellos. Obviamente más está enfocado a sonidos y no tanto a la parte gráfica”, sostiene Valderrama.

Desarrollos anteriores

Este desarrollo no es el primero que estos jóvenes programadores y diseñadores tienen en sus portafolios. Valderrama y Prado diseñaron un juego de realidad virtual llamado Geo Fortress, el cual se puede jugar con una cardboard (casco de realidad virtual) y un smartphone. Valderrama es parte de un emprendimiento -comenta- para crear videojuegos.

Quispe ya tiene en su haber dos videojuegos. En Made -nombre del videojuego que desarrolló en dos días- un niño encarna el espíritu del nevado Illimani y debe recoger amuletos para hacerle una ofrenda. También creó un juego en el que un animal, mezcla de cebra y cóndor, debe sobrevolar el cielo paceño, esquivando cabinas del teleférico para llegar a la meta.

En el caso de Revilla, comenta que desarrolla videojuegos desde hace dos años y que sus prototipos más representativos son The world behind a door y Taki runa.

Cada uno de estos emprendedores afirma  que su futuro está en la programación y en el diseño gráfico de videojuegos. De hecho, Prado quiere especializarse en la creación de juegos virtuales, dado que se considera un "amante” de estos. "Quisiera hasta tener una maestría en videojuegos”, bromea.

 

Punto de vista
Enrique Oropeza
Desarrollador de juegos
 
Me parece excelente la idea de este juego de incluir a personas con capacidades diferentes, dado que la mayoría de los juegos, ya sean para consolas o PC, se apoyan en la vista para disfrutar de los mismos.

Cuando hablamos de personas no videntes, se nos pueden venir a la mente una serie de limitaciones, por ejemplo, jugar videojuegos; por ello, quiero felicitar al equipo por su gran trabajo en las 48 horas de desarrollo en el One Click Jam. El usar sonidos característicos de La Paz, y el ladrido para advertirte sobre los peligros, queda reflejado en un juego innovador para que cualquiera lo pueda disfrutar. 
 
Considero que competencias como esta sacan a relucir la gran capacidad y creatividad que tienen los desarrolladores de videojuegos en nuestro país.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias