Cuba atraviesa por su singular revolución de nuevas tecnologías

Internet ofrece nuevas posibilidades si el gobierno de La Habana es capaz de apuntalar la transformación que prometió en enero.
martes, 17 de mayo de 2016 · 00:00
Agencias /Madrid y La Habana

La relación entre  las nuevas tecnologías y Cuba está marcada por la fascinación y las oportunidades, pero también por los recelos y la inevitabilidad, una metáfora de los cambios a los que se aboca la isla en los próximos años. 
 
El país, uno de los que tienen menor penetración de internet en América  es al mismo tiempo una fábrica de informáticos, cuyo talento cada vez despierta más interés internacional. 
 
La red podría ser la vía de aplicación del socialismo igualitario que proclama su gobierno. Pero a la vez se convirtió  en una ventana por la que se escapa, a raudales, el férreo control estatal pese a la censura, y es espejo de las cada vez mayores desigualdades.

Los informáticos, igual que durante décadas los médicos, tienen capacidad para convertirse en el "capital humano” más cotizado de la isla. El problema para Cuba, al menos hasta ahora, es el que sufre con tantos otros los profesionales a los que da una alta preparación: en cuanto pueden, se marchan en busca de un mejor futuro. Pero hay señales de que esto podría estar cambiando, señala el diario El País.

De la promoción de Hiram Centelles en la Universidad de Ciencias de la Informática (UCI) de La Habana, prácticamente no queda ningún compañero en Cuba. Él se marchó a España en 2008, unos meses después de acabar la carrera de ingeniería software e informática. La web de anuncios clasificados que había creado, revolico.com, hasta hoy la página más popular de Cuba, había sido bloqueada por el gobierno y Centelles, que entonces tenía 24 años, dejó de sentirse seguro en su país.

Ahora se plantea regresar a Cuba si las reformas iniciadas por el gobierno de Raúl Castro y apuntaladas por la normalización de las relaciones con Estados Unidos se consolidan. 
 
No es el único emigrado -voluntaria o forzosamente- que está considerando regresar a esta nueva Cuba que asoma.

"Hace ocho años, la única vía era irte de Cuba, no había otra opción. De unos años acá, sobre todo desde 2014, hay muchos jóvenes que ven posible hacer una vida aquí y no contemplan irse porque ven que hay muchas oportunidades para crecer profesionalmente. Y ese es un cambio brutal”, dice Centelles.

Asley Arboláez, programador de 31 años, y Karel Pérez, ingeniero civil de 34, son esa todavía rara excepción, aunque cada vez más común, de jóvenes y expertos en nuevas tecnologías que no contemplan la salida de Cuba como única vía para crecer profesional y personalmente. 
 
Ambos esperan que se consolide la normalización con EEUU para poder promocionar sus servicios entre los usuarios.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias