Beyoncé prende rumores de infidelidad de su marido

sábado, 7 de mayo de 2016 · 10:53

El Mundo / Pablo Scarpellini

Nadie salvo ellos, sabe a ciencia cierta qué sucede entre bastidores, aunque desde fuera se adivina otra noche de cristales rotos, la enésima crisis matrimonial entre dos de las más grandes estrellas del firmamento musical, Beyoncé Knowles y Jay Z. En realidad es todo un juego de sutilezas, de asunciones aparentemente lógicas, la estrategia de leer entre líneas que ha desembocado en una conclusión casi unánime de una avalancha de medios amarillistas. Sin tener nada amarrado, han vuelto a oler la sangre.

En parte la culpa la tiene la música. Las letras del último disco que acaba de lanzar la texana al mercado, Lemonade, están plagadas de infidelidad matrimonial, de celos, de conflictos de pareja, sin que haya una referencia directa a ambos, claro está. En uno de sus temas, lanza un ultimátum. "Si intentas esta mierda de nuevo, vas a perder a tu mujer", dice literalmente, en un viaje personal en el que describe, de forma un tanto metafórica, los problemas maritales que enfrentaron ambos en 2014 y el hecho de haber logrado borrar las traiciones para seguir adelante.

Después está la gran gala benéfica anual del Metropolitan Museum of Art de Nueva York a la que asiste una parte de la alta sociedad neoyorquina. Un año más, Beyoncé estuvo allí, pero esta vez lo hizo sin su marido, acompañada únicamente por su hermana Solange. Pues eso, que dos más dos, cuatro, pese a que las confirmaciones de cualquier tipo de problema por parte de ambos bandos brillen por su ausencia, como es lógico.

El deporte en estos casos, y ya aparentemente legítimo entre las cabeceras que se han lanzado a conjeturar, es agrandar el rumor hasta sus últimas consecuencias, por si suena la flauta. La coartada de Lemonade parece suficiente y además coincide con el gran escándalo que desató los rumores de su crisis matrimonial tras seis años de aparente buen discurrir.

Aquello fue exactamente hace dos años, también durante la gala del Metropolitan, un combate dentro de un ascensor. Las imágenes de Solange Knowles y su cuñado se filtraron y dieron la vuelta al mundo, mostrando cómo la cantante, modelo y actriz, perdía los nervios y la emprendía a golpes con Jay Z mientras un guardaespaldas del rapero la lograba sujetar.

La explicación más citada para justificar el incidente fue la presunta actitud cariñosa que pareció demostrar el cantante neoyorquino con Rachel Roy, una diseñadora de modas que, dos años más tarde, sigue siendo el centro de toda esta polémica. Roy se mantuvo al margen de las especulaciones e indicó que respeta "el amor, los matrimonios, la familia y su fuerza", pero el último trabajo de Beyoncé la ha vuelto a poner en el disparadero.

En uno de los 12 temas el disco, Sorry, una balada, se cita a una tal "Becky de buen cabello" que muchos han dado por hecho que era una referencia a la diseñadora de moda. La principal afectada, incluso, llegó a contestar en las redes sociales, un comentario que prefirió borrar poco después de publicar, contestataria, chulesca.

Una buena promoción

Beyoncé se pregunta además qué está escondiendo ese hombre al que le habla en las canciones. "Si es esto lo que realmente quieres, puedo lucir su piel sobre la mía", reza otro de los temas, suficiente como para haber encendido el debate en las redes sociales. La conclusión, parece, es que es mejor no provocar a la reina texana.

Otras teorías apuntan a que todo este asunto es parte de una estrategia comercial para sacarle más partido al disco y hacer crecer aún más su fortuna combinada, que, de acuerdo a varias fuentes, supera los 1.000 millones de dólares (unos 875 millones de euros). Jay Z, con quien Beyoncé trabaja siempre de cerca, habría estado detrás de cada tema del disco, dándole su aprobado final. De hecho, el lanzamiento a nivel mundial tuvo lugar el 23 de abril en sociedad con la cadena HBO y a través de la plataforma Tidal, el servicio de música propiedad de Jay Z con el que pretende hacerle la competencia a Spotify.

También se comenta que el rapero estaría preparando un disco de réplica a la versión de Beyoncé, un nuevo trabajo que sería su primer álbum en el mercado desde el que lanzó en 2013, Magna Carta Holly Grail.

En cuanto a lo de la gala del MET, algunas fuentes atribuyen la ausencia de Jay Z a su intención de darle más brillo a Beyoncé en un momento en el que acaba de lanzar su álbum al mercado, por zanjar el asunto y enterrar los rumores. Claro que por allí andaba también Rachel Roy, su presunta amante, dejando el terreno abonado para más especulación.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias