La malnutrición se extiende por todo el planeta, según estudio

En América Latina los países no dedican una atención especial a la nutrición, ni limitan el contenido de sal, azúcar y grasas en alimentos procesados.
jueves, 16 de junio de 2016 · 00:00
Agencias /Nueva Delhi
 
La malnutrición se extiende por el mundo, la obesidad aumenta en casi todos los países mientras que la desnutrición persiste en los lugares más pobres, reveló ayer un estudio especializado. 
 
La comunidad internacional no conseguirá acabar con la malnutrición de aquí a 2030 si no actúa más energéticamente, de acuerdo con  los autores del Global Nutrition Report, financiado por entidades públicas y organizaciones filantrópicas alrededor del mundo y citado por la agencia de noticias AFP. 
 
El estudio señala que por lo menos 57 de los 129 países analizados presentan altos niveles tanto de desnutrición -sobre todo en el retraso de crecimiento y anemia- como de obesidad y de sobrepeso en los adultos. 
 
"Una de cada tres personas sufre malnutrición”, explicó Lawrence Haddad, copresidente del grupo de este informe e investigador asociado al International Food Policy Research Institute, que aparece en un comunicado de prensa. 
 
Según el estudio, casi la mitad de las muertes de los menores de cinco años se debe a la malnutrición, que junto a unos regímenes alimenticios inadaptados  constituye el primer riesgo de la sanidad pública. 
 
Sin embargo,  el número de menores de cinco años con sobrepeso se acerca al número de los que presentan un peso demasiado bajo para su talla. 
 
En términos presupuestarios, hace falta un esfuerzo "significativo”, ya que se debería destinar 70.000 millones de dólares para alcanzar los objetivos de reducción en materia de retraso de crecimiento, de malnutrición severa, de lactancia y la progresiva reducción de la anemia.
 
Situación en América Latina 
 
A pesar de   haber reducido el hambre, América Latina tiene entre sus asignaturas pendientes la malnutrición y la pobreza extrema derivada de la concentración "brutal” de los recursos, advirtió el director general de la FAO, José Graziano da Silva. 
 
En una entrevista, Graziano da Silva señaló  que América Latina "va muy mal en nutrición”. 
 
"Hemos visto crecer la obesidad sobre todo en el Caribe, pero también en México y en países de América del Sur, sobre todo entre niños y mujeres”, afirmó. 
 
A su juicio, los países no dedican una atención especial a la nutrición, ni limitan el contenido de sal, azúcar y grasas en los alimentos comercializados, ni tienen una política orientada o definida para la educación de los niños en la escuela. 
 
No es suficiente para la región haber cumplido las metas de reducir al menos a la mitad el número de personas que pasan hambre (hasta 34,3 millones) y su proporción (5,5 % de la población), según las últimas estimaciones de la FAO. 
 
Inseguridad alimentaria
 
Sobre los que aún sufren inseguridad alimentaria, Da Silva consideró que el hambre en la región "está asociado a la pobreza extrema”, vinculada a su vez a la mala distribución de la riqueza. Allí -enfatizó- existe "una concentración brutal de los medios de producción, sobre todo en el acceso a la tierra y al agua”. 
 
Al igual que en el resto del mundo, el hambre en Latinoamérica se ceba con la población rural y está relacionado con "la posibilidad de que esa población pueda alcanzar un nivel mínimo de ingresos”, dijo José Graziano Da Silva, que mostró su preocupación por el creciente número de jóvenes que entran en el mercado laboral y corren el riesgo de trabajar sin derechos. 
 
Esa realidad convive en América Latina con el crecimiento económico exponencial de los últimos años, impulsado por las exportaciones de minerales de Chile o Perú y las de productos básicos agrícolas de países como Argentina o Brasil. 
 
De acuerdo con  el director general de la FAO  un ejemplo de ese contraste lo escenifica Paraguay, "que ha alcanzado un avance impresionante, pero siguen los bolsones de pobreza extrema y no ha mejorado el acceso a la tierra y el riego, aunque tiene gran disponibilidad de agua”, lo que permite mejorar los estándares de seguridad alimentaria.
 
Ejemplos de una problemática  global  
  • Corea del Norte La malnutrición sigue siendo un importante problema de salud en Corea del Norte, con una sequía el año pasado que redujo las cosechas y minó la autonomía agrícola del país, según un nuevo informe de la ONU. 
  • Sudán del Sur La hambruna alcanza niveles "alarmantes” en Sudán del Sur, donde los precios de los alimentos son exorbitantes tras dos años de guerra civil, advirtió el martes la ONU.
  • Sequía El director para América Latina y el Caribe del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, Miguel Barreto, alertó ayer sobre la "situación crítica” de sequía en Centroamérica y Haití y remarcó la necesidad de establecer "mecanismos de adaptación” para un problema que ya es permanente.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias