Cosas que no debes hacer en una despedida de soltera

viernes, 17 de junio de 2016 · 07:28
ABC.ES /
Las despedidas de soltera han cambiado mucho a lo largo del tiempo. Desde las típicas reuniones de amigas hasta fines de semana de locura repletos de actividades como el «tuppersex», pasando por stripers o los típicos disfraces subidos de tono.
 
Sin embargo, la moda de las despedidas de desenfreno están pasando a la historia, en los últimos años han comenzado a surgir otro tipo de celebraciones más «light», que no buscan humillar a la novia y que, ante todo, van encaminadas a reunir al grupo de amigas y pasar un fin de semana convencional pero inolvidable para todas.

Cada vez más surgen nuevas ofertas y actividades para poder celebrar de la mejor forma posible este evento. A pesar de ello, muchos grupos siguen manteniendo la moda de años pasados, en las que las despedidas consistían en ridiculizar a la novia.

Para todos aquellos grupos que optan por una nueva manera de ver esta celebración, aquí va una lista de recomendaciones que se deberían evitar en cualquier despedida de soltera.

1. Complementos subidos de tono
Atrás quedaron aquellas despedidas que se dedicaban a ridiculizar y «torturar» a la novia con disfraces llamativos e incluso obscenos y pruebas absurdas de todo tipo. Sin embargo, es inevitable seguir viendo en muchas ciudades grupos de mujeres que se pasean por las calles con una novia repleta de complementos grotescos, algo que, además de estar pasado de moda, es hortera y de mal gusto.
 
Cada vez son más las ciudades y locales que ya han tomado medidas para erradicar su uso. Un ejemplo de ello es el Ayuntamiento de Mojácar (Almería), que prohibió a finales del mes de mayo, a través de una ordenanza municipal, el uso de «muñecas hinchables» o diademas con penes por las calles de la localidad durante las despedidas de soltero. En caso de celebrarse de forma «indecorosa», el festejo podría suponer multas que alcanzan los 1.000 euros.

2. Hablar de trabajo
La edad en la que las mujeres contraen matrimonio cada vez se retrasa más debido a la mala situación económica en la que se encuentran los jóvenes en nuestro país. Tardan más en asentarse y cuando llega el momento en el que deciden dar ese paso, la gran mayoría de las amigas, al igual que la novia, ya están integradas en el mundo laboral. 

Hablar del trabajo es algo habitual; es un tema que, sin quererlo, termina colándose en todas las comidas y reuniones familiares y de amigos. Nuestro día a día conlleva multitud de preocupaciones, decisiones y anécdotas que normalmente queremos compartir con los más cercanos. Evitar hablar de este tema en una despedida de soltera es fundamental. En general, se debe rehuir cualquier tema de conversación que, como el trabajo, pueda llegar a ser pesado y reduzca el ambiente festivo de esos días. 

3. Disfraces picantones
Este apartado se podría complementar con el primero, en el que el principal objetivo de algunos grupos de amigas es el de vestir a la novia con disfraces llamativos y ridículos. Sin embargo, hay muchas ocasiones para poder llevar prendas de este tipo: en Halloween, en carnavales o en fiestas de disfraces. Ante todo, no vestir a la prometida con un traje de novia sexy. Además, ¿quién dijo que hay que disfrazarse en las despedidas de soltera?

4. Emborracharse hasta perder el conocimiento
En caso de las amigas de la novia, al menos las más cercanas, es aconsejable no beber demasiado para poder controlar la situación unos mínimos, y lo que es más importante, evitar que la novia haga algo de lo que se arrepienta –y en casos extremos que se lie con el «boy».

5. La típica banda
Hay que dejar claro que la banda no es original. Esos trozos de tela se ponen para todo: graduaciones, cumpleaños, concursos… Casarse no es un premio, ni nada que haya que abanderar. Así que mejor para otras ocasiones.

6. Contratar a un gigoló
Otra típica estampa de muchas despedidas de soltera, especialmente de las películas, es contratar a un striper para la prometida y todo lo que ello conlleva –bailes sensuales, desnudos y cosas peores–. Ante todo no hay que obligar a la novia a hacer algo que le avergüence o que le haga perder la dignidad.

Se puede celebrar una fiesta de despedida sin tener que desmadrarse al extremo. A veces comprometerse con alguien se entiende como perder la libertad, y la fiesta de despedida se celebra el final de esta. Pero es solo una etapa más en la vida. Después de la noche de bodas la vida sigue normal.

7. Ir a un salón de té
De acuerdo con que no haya que desmadrarse hasta el infinito, pero tampoco hay que llegar al nivel de aburrimiento de celebrar una despedida de soltera con un curso de cocina o en un salón de té. Divertirse y echar unos bailes es imprescindible. No caer en los tópicos de las desfasadas despedidas de soltera, pero sin llegar a la monotonía es el equilibrio perfecto.

8. Un «tuppersex»
El «tuppersex» comenzó a ponerse de moda hace quince años, y ya no resulta novedoso ni especial. Muchos grupos de amigas organizan una reunión de este tipo cualquier día del año, sin motivo de ninguna celebración. Al fin y al cabo es algo comercial. Un vendedor –normalmente del sexo femenino– queda con un grupo de mujeres para enseñarle diversos juguetes sexuales y todas las clientas acaban comprando algo. 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias