Empresas tecnológicas encarecen los alquileres y generan malestar

San Francisco es la ciudad con los alquileres más caros de todo Estados Unidos, por delante incluso de Nueva York. Se llegan a pagar 4.428 dólares al mes.
lunes, 6 de junio de 2016 · 00:00
Agencias /San Francisco y Barcelona

Desde hace cinco años, aproximadamente, en San Francisco hay gente que se dedica a paralizar e impedir la salida de los buses que Google, Apple y otras compañías tecnológicas, ponen a sus empleados para desplazarse a sus oficinas en Silicon Valley.

En muchos casos se trata de habitantes veteranos de la ciudad. Muchos de ellos, de hecho, se instalaron allí en los años 60, cuando San Francisco se convirtió en una de las mecas mundiales de un movimiento hippie del que, por suerte o por desgracia, cada vez va quedando menos. 
 
Pese a la herencia de la ciudad, el movimiento de la izquierda hippie de San Francisco ha ido desplazándose en favor de una nueva ciudad que, a pasos acelerados, se ha convertido en la capital mundial del emprendimiento tecnológico, destaca el diario español La Vanguardia. 

En la mayoría de ocasiones las concentraciones sociales tienen un evidente tono de protesta, pero siempre en un ambiente pacífico. Sin embargo, con cierta frecuencia se producen altercados, en los que los manifestantes llegan incluso a lanzar piedras contra el moderno bus de Google o el de cualquier otra gran empresa tecnológica.
 
Pero, ¿cómo se ha llegado a esta situación? ¿A qué se debe la indignación de los habitantes de siempre contra las compañías tecnológicas, que los lleva a arremeter contra los buses que llevan a sus empleados desde San Francisco hasta Mountain (sede de Google), Cupertino (Apple), Palo Alto (Facebook) y otras ciudades del entorno de Silicon Valley? La respuesta es medianamente sencilla y la encontramos en los precios de alquiler de los departamentos de San Francisco, que llevan años superando sus máximos históricos merced a la instalación en la ciudad de los empleados de estas compañías, que poseen un sueldo medio mucho más elevado que el del habitante medio de la ciudad de San Francisco.

Alquilar un departamento en San Francisco en 2011 costaba 2.271 dólares al mes; hoy cuesta 4.428 dólares. 

Y como muestra, una imagen. Según el portal Zillow, el precio medio de alquiler de un departamento en San Francisco literalmente se ha disparado: desde los 2.271 dólares mensuales que llegó a costar de media en agosto de 2011, al día de hoy el precio se sitúa en 4.428 dólares al mes. 
Y lo peor es que los precios de las rentas  no paran de subir. 

No es el único estudio en este sentido. El elaborado por Rentjungle afina más y divide el precio medio del alquiler en función del número de habitaciones que busque el inquilino o la familia en cuestión. Y las cifras, como vemos, no varían demasiado.
 
Los alquileres más caros 

Este panorama, en definitiva,  ha convertido a San Francisco en la ciudad con los alquileres más caros de todo Estados Unidos, por delante incluso de la ostentosa  Nueva York.

Llegados a este punto, la pregunta es otra: ¿cómo pueden haber experimentado los precios de alquileres un aumento tan sustancial? Con los nuevos alquileres puede ser comprensible, pero, ¿qué hay de los antiguos? ¿Qué pasa con las familias que llevan 30 años en una misma casa y, por ley, el precio de su alquiler no debería poder subir hasta esos niveles?

La Alcaldía de San Francisco tenía hasta hace poco una ordenanza que controlaba el precio de los alquileres en curso para que su subida anual fuese escalonada. Sin embargo, hace unos años que los propietarios de viviendas encontraron un resquicio legal. Se trata de la Ellis Act, una ley aprobada por el estado de California que establece un subterfugio para que los propietarios pueden subir a su antojo el precio de los alquileres. 
 
Funciona de la siguiente manera: como los propietarios no pueden subir el precio de su alquiler por encima de un límite anual, la Ellis Act permite que puedan desahuciar a sus inquilinos argumentando que el propietario va a volver a vivir en dicho inmueble. Esto ha generado una multitudinaria reacción popular contra las empresas tecnológicas y su influencia social.  

El peso terrible de la gentrificación 

El clima creado en San Francisco es verdaderamente tenso. 
 
Y como consecuencia de ello, hay una palabra que hace años se instauró en la ciudad: gentrificación, el proceso por el que una zona o ciudad, ante la llegada de habitantes con un mayor poder adquisitivo, empieza a desplazar y marginar a sus habitantes tradicionales, que no pueden seguir con el nuevo ritmo económico que empieza a adquirir la zona en cuestión. 
 
En la diana de los longevos californianos también se encuentra el actual alcalde de la ciudad, Ed Lee, que ganó las elecciones de 2011 gracias al significativo apoyo de gran parte del sector de empresas tecnológicas de Silicon Valley. Y lo peor es que el enfrentamiento no tiene una fácil solución.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
3

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias