Cien premios Nobel cuestionan a Greenpeace por transgénicos

Piden reconocer los resultados de los organismos científicos competentes y las agencias reglamentarias sobre los productos genéticamente modificados
viernes, 1 de julio de 2016 · 00:00
AFP /París

Un centenar de premios Nobel, entre ellos unos  40 de Medicina, pidieron a todos los gobiernos del mundo desestimar la campaña de Greenpeace contra los productos genéticamente modificados y especialmente contra el arroz dorado. 

En una carta abierta publicada ayer, los premio Nobel piden a la organización  Greenpeace y sus partidarios "reconocer los resultados de los organismos científicos competentes y de las agencias reglamentarias, y abandonar su campaña contra los organismos genéticamente modificados en general y el arroz dorado en particular” escriben los firmantes de la carta, que representan a más de un tercio de galardonados vivos. 

En su misiva también dirigida a la ONU, llaman a los gobiernos del mundo entero "a desestimar la campaña de Greenpeace” y hacer "todo lo posible” para "acelerar el acceso de los agricultores a todas las herramientas de la biología moderna”. 

Publicada en el sitio supportprecisionagriculture.org, la carta en cuestión está en particular firmada por muchos premio Nobel de Medicina, pero también de Química y Física. 

Entre los más conocidos figura el británico James Watson que, entre otras cosas,  descubrió la estructura del ADN. 

Los firmantes destacan que "todas las agencias científicas y reglamentarias en el mundo establecieron de manera reiterada y coherente que las culturas y los alimentos mejorados gracias a las biotecnologías son igualmente seguros -sino más- que aquellos procedentes de otros métodos de producción”. 

Greenpeace ha sido, aseguran "la punta de lanza de la oposición” contra el arroz dorado enriquecido con vitamina A que "tiene el potencial de reducir o eliminar la mayoría de las muertes y enfermedades” causadas por una carencia en vitamina A que padecen 250 millones de personas en el mundo, y especialmente el 40% de los niños menores de cinco años en los países en desarrollo.

 Contra el dogma

"La firme oposición basada en la emoción y el dogma, desmentida por los hechos, debe detenerse”, concluyen. 
Desde Manila, Greenpeace rechazó las acusaciones sobre el arroz dorado, al destacar que según el Instituto internacional de investigación sobre el arroz, su eficacia a la hora de combatir la carencia en vitamina A "no ha sido demostrada”. 

"Las empresas mundiales presionan sobre el arroz dorado para abrir la puerta a una aprobación global de otras culturas genéticamente modificadas más rentables”, agrega la organización ecologista internacional según la cual "la única solución garantida” para resolver el problema de la malnutrición es "una alimentación sana diversificada” que rompa con los grandes monopolios mundiales. 

  Disminución de cultivos

 Los cultivos transgénicos en el mundo se estancaron en 2015 por primera vez en 20 años tras un crecimiento regular y en ciertos países incluso retrocedieron, según un informe de una organización especializada. 
Dos décadas después de la primera comercialización de una planta genéticamente modificada, las superficies cultivadas  alcanzaron los 2.000 millares de hectáreas. 

Pero "tras 19 años de crecimiento anual consecutivo”, en 2015 retrocedieron un 1% según el informe de la ONG ISAA (International Service for the Acquisition of Agri-biotech applications), una organización más bien favorable a los productos agrícolas transgénicos. 

Según ISAA, esta reducción "marginal” sería coyuntural y se explicaría por el hundimiento de ciertas materias primas agrícolas como el maíz (-4% en superficies) o el algodón (-5%). También esta disminución "es susceptible de invertirse cuando el nivel de los precios se invierta”.
 
La situación  de los OGM en el  mundo 
  • EEUU En EEUU, líder con el 39% del total mundial, las superficies de OGM retrocedieron en 2,2 millones de hectáreas, mientras que en Canadá, quinto productor mundial, también se redujeron en 0,6 millones de hectáreas, según un informe. 
  •  África  En Sudáfrica, fue la sequía severa la que hizo recular las superficies de maíz OGM un 23% (la disminución más fuerte). Y la semana pasada, Burkina Faso, único país de África occidental convertido a la agricultura biotec desde los años 2000, renunció totalmente al algodón transgénico, evocando su falta de rentabilidad. 
  • Perspectiva La ONG ISAA recuerda  que en 20 años las superficies dedicadas a los OGM aumentaron 100 veces e implican a 18 millones de granjas en 28 países, algunos de América Latina como Chile.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias