Quiénes son y a qué se dedican los siete hijos de Mick Jagger

lunes, 18 de julio de 2016 · 06:56
El Mundo /
En 1965, Mick Jagger (72) ya le contaba al mundo que nada saciaba su "apetito". "I can't get no satisfaction" cantaba el líder de los Rolling Stones mientras decenas de chicas pasaban por su cama. "Mick ahoga sus penas en las mujeres. Para él, tener sexo es como sacar una lata de cerveza de la nevera", comentó un cercano al periódico Express. Y es que para el rockero de no existen límites en lo sexual, ni tampoco en cuanto a la procreación.

Porque este viernes el portavoz de la mítica banda confirmó que la novia de cantante -Melanie Hamrick, de 29 años- se encuentra esperando al octavo hijo de Jagger. "¡La bisnieta de Mick será mayor que su nuevo hijo!" y "¿cómo mantiene Mick a ocho críos cuando yo ni me puedo mantener solo?", fueron sólo algunos de los comentarios que se generaron en las redes sociales. Pero lo cierto es que, a pesar de ser un buen patriarca, Sir Michael Jagger no mantiene a su descendencia. Es más, sus siete hijos, cuatro mujeres y tres hombres (con edades entre los 45 y los 17), se sostienen a sí mismos. Tampoco es que necesiten el dinero, porque sólo con su apellido ya se han convertido en estrellas.

Mick Jagger se enteró que iba a ser padre por primera vez en 1969, cuando saliendo con la cantante Marianne Faithfull. No obstante, la madre del bebé no era su enamorada, sin la actriz Marsha Hunt, quien dio a luz a Karis. La mayor de la dinastía Jagger, además de haberse graduado en Yale, ha destacado en su oficio como asistente de producción de cine, convirtiéndose en la "mejor" de la familia, según algunas de sus hermanas. Por otra parte, también se ha hecho conocida por ser incondicional con Mick, sobre todo cuando su ex pareja, la diseñadora L'Wren Scott, se suicidó en 2014.

Otro de los grandes pilares de Jagger ha sido su hija Jade de 44 años -fruto de su matrimonio con Bianca de Macias- quien ha desarrollado una exitosa carrera como diseñadora de joyas. A los 25 creó su propia firma, después trabajó para la lujosa marca Garrad y, en 2008, creó una ostentosa daga para el vodka Belvedere. Asimismo, Jade ha sido la única de sus hermanos en darle bisnietos a Mick, cuando a los 41 se convirtió en abuela.

En 1990, Jagger se casó con la modelo Jerry Hall, con la que tuvo cuatro hijos, dos de las cuales se han convertido en supermodelos. Lizzy, de 32, comenzó su carrera en el 98 y ha sido rostro de Mango y Lancôm, destacando en la campaña del perfume "So Magic!". Sin embargo, la moda no ha sido lo único por lo que ha llamado la atención, porque a los 18 saltó a los tabloides al tener una relación con un actor 26 años mayor que ella. Al contrario, su hermana Georgia May ha sido más reservada. Con una belleza que ha deslumbrado a grandes diseñadores, ha representado a marcas como Vuitton o Miu Miu, acaparando incluso portadas deVogue. Asimismo, fue elegida como la "Modelo del Año" en los British Fashion Awards en 2010.

Por otra parte, James Jagger (30) estudió teatro y se convirtió en un artista digno de ser contratado por su padre. Porque este 2016, Mick y Martin Scorsese le llamaron para actuar en su serie Vinyl, en la que interpretó al líder de una banda de punk. Un rol muy similar al que representa en la realidad, al ser el vocalista de un grupo llamado "Turbogeist." Así también, Gabriel (de 19) se ha destacado en un ámbito más clásico, experimentando como pintor. Un talento que L'Wren Scott alabó alguna vez, tras ver un retrato que el adolescente había pintado de su hermana Georgia May.

Finalmente, Lucas -el más pequeño- aún vive con su madre, la brasileña Luciana Giménez con la que Mick tuvo un affaire. Y aunque se ven poco, el parecido entre ellos es impresionante. El chico de 17 años tiene su misma boca, mismo rostro e incluso se ha arreglado el pelo para parecerse a su padre.

A pesar de que muchos no comparten la misma madre, los siete Jagger se sienten igual de hermanos. Celebran juntos y acompañan a Mick en sus penas. Todos lo describen como un padre cariñoso, pero también estricto. Alguien que nunca les ha regalado nada, sino que los ha incentivado a crear sus propias carreras. Habrá que esperar para ver qué piensa su octavo hijo, quien seguro se convertirá en unaceleb, arrullado por la fama de papá.



Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias