Algunas pruebas para saber si tu hijo tiene dislexia

jueves, 11 de agosto de 2016 · 16:42

Uncomo/ Irene Juste Conde

Cuando los niños van creciendo y aprendiendo cosas nuevas es cuando debemos fijarnos bien en cómo se da su desarrollo, así podremos detectar enfermedades y posibles problemas a tiempo para tratarlos o para ayudarles a superarlos de la mejor forma posible.

La dislexia es un trastorno que se puede observar en el aprendizaje de los niños pero, aún siendo un problema más frecuente de lo que podamos pensar, muchas veces es difícil de detectar o diagnosticar.

Existen varios tipos de dislexia, pero todos se pueden detectar durante la infancia y con paciencia lograr que el niño afectado pueda relacionarse, comunicarse, comprender, leer y escribir de forma más fácil para él y en el futuro desarrollarse con total normalidad en su día a día.

La importancia del comportamiento en el colegio

Es posible que desde la escuela te comuniquen que tu hijo está teniendo dificultades para aprender ya sea a leer, a escribir, para seguir las clases, comunicarse con los compañeros y los profesores, entre otras posibilidades.

Escucha lo que los profesores te comenten sobre tu hijo, pero también escucha lo que tu hijo te cuente que le pasa, cómo se siente, qué cosas le gusta hacer en clase y qué cosas no le gustan nada del colegio, etc.

Toda la información que recibas te ayudará a saber qué problema puede estar teniendo tu hijo o hija durante su desarrollo y aprendizaje.

Si este problema se centra sobre todo en aprender a escribir, a leer, a entender lo que los demás le dicen, seguramente se trate de dislexia. Tendrás que comentar lo que has observado con un médico especialista y una vez te confirme el problema de dislexia de tu hijo, deberás hablar con los profesores de tu hijo para que sepan de su nueva necesidad para poder facilitar su desarrollo.

Pruebas para hacer en casa y detectar la dislexia en nuestros hijos

Es muy importante que en casa también prestemos atención a cómo se comportan y cómo reaccionan los niños ante distintas actividades y situaciones. Existen varias pruebas o test que podemos hacer para saber si nuestro hijo tiene dislexia, además de prestar atención a su día a día en casa, en la escuela, en el parque, etc. Algunos de los test que puedes hacer en casa son los siguientes:

Lee con tu hijo

Es vital que los niños desde muy pequeños empiecen a mirar cuentos y que poco a poco vayan aprendiendo las letras. Los pequeños con dislexia cuando aprenden las letras les cuesta mucho diferenciarlas, las confunden muy a menudo e incluso se les olvidan, por lo que si cuando le estás enseñado a tu hijo cuáles son las letras observas estos síntomas puede que tenga dislexia.

Además, si ya es algo más mayor y ves que su ritmo de lectura es inferior al de la media de su edad, que le cuesta mucho mejorar en la lectura y en la escritura y que a lo largo de la lectura pronuncia mal algunas palabras cambiando letras o sílabas de orden y si en los exámenes médicos no presenta ningún problema como miopía o astigmatismo, es posible que entonces padezca dislexia.

Intenta mantener algunas conversaciones largas con tu hijo

Prueba a mantener alguna conversación larga para comprobar si el niño entiende bien lo que le dices o si ves que se pierde en la conversación o te pide varias veces que repitas algunas palabras, esto es otro síntoma de dislexia. Asimismo, pronunciará mal algunas palabras y otras que intentará decir, se le habrán olvidado completamente de un momento a otro.

Test y juegos de memoria

Los juegos y los test de memoria te ayudarán a saber si tu hijo tiene dislexia, puesto que una persona disléxica suele tener buena memoria a largo plazo pero su memoria a corto plazo es mala. Puede que se le olvide lo que aprendió ayer, pero recordará las experiencias pasadas ya que un disléxico retiene mucho mejor la información que recibe de las experiencias que no de lo que lee o escucha.

Actividades y test de coordinación y psicomotricidad

Cuando los niños están en preescolar o en la guardería ya hacen muchas actividades de psicomotricidad y de coordinación para estimular sus sentidos y aprender desde qué son las distancias hasta a mejorar su equilibrio, entre muchas otras cosas. En casa puedes montar circuitos y jugar para observar si a tu hijo le cuesta diferenciar y realizar algunos movimientos.

Si tiene dislexia puede que veas que le cuesta diferenciar la derecha de la izquierda, que no coordina bien movimientos para bailar al ritmo de la música, que no consigue aprender a atarse los cordones de los zapatos o a realizar actividades físicas para las que necesite cierto nivel de coordinación y equilibrio como montar en bicicleta.

Hablar con un especialista

Cuando empecemos a sospechar de que nuestro hijo tiene dislexia lo primero que deberemos hacer es acudir al especialista para que lo confirme o lo desmienta, puesto que solo un médico podrá decirnos con seguridad si es así o no.

En caso afirmativo, nos explicará qué tipo de dislexia es a la que se enfrenta el niño y qué podemos hacer a partir de ahora para ayudarle a continuar su aprendizaje y desarrollo de forma adaptada para que le resulte más fácil. Si te ha ayudado conocer distintos test para saber si mi hijo tiene dislexia, seguramente te sea útil este otro artículo para que sepas cómo ayudar a tu hijo con dislexia a leer.

19
1

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias