Nuevo duque de Westminster: 25 años y 10.000 millones de euros

jueves, 11 de agosto de 2016 · 06:58
El Mundo /
El Duque de Westminster -considerado el tercer hombre más rico de Gran Bretaña con una fortuna estimada en nueve billones de libras (más de 10.000 millones de euros) - ha muerto, a los 64 años, de un ataque al corazón.
 
Gerald Cavendish Grosvenor era el promotor inmobiliario más rico del Reino Unido (con fincas en Oxford, Cheshire y Escocia, así como grandes extensiones de terreno en Mayfair y Belgravia, dos de los barrios más caros de Londres) y su trágica muerte hará de su hijo Hugh el heredero de gran parte de su patrimonio, incluyendo la propiedad de la familia en Eaton Hall, con tan sólo 25 años.

El Duque de Westminster siempre fue cercano a la Casa Real británica y el propio príncipe Carlos le pidió a su mujer que fuera la madrina de su hijo Guillermo. Años después, en 2013, tras el nacimiento del hijo varón del príncipe Guillermo, éste le pidió lo mismo al heredero de los duques, Hugh. Guillermo, Kate y el príncipe Enrique visitan a menudo las propiedades de Gerald Cavendish Grosvenor, incluyendo su coto de caza de jabalíes en España, y -de hecho- la pareja utilizó su avión privado para sus vacaciones en Francia hace tan sólo unas semanas.

Los Duques de Westminster tuvieron tres hijas más aparte de Hugh (Tamara, casada con uno de los mejores amigos del príncipe William; Edwina, mujer del presentador de televisión Dan Snow, y Viola) pero será su hijo varón quien heredará la fortuna de su padre a pesar de ser el tercero en la línea de sucesión.
 
Hugh Richard Louis Grosvenor será ahora el séptimo Duque de Westminster: recibió la educación primaria en una escuela pública antes de asistir a la escuela privada Mostyn House y ser alumno de la Ellesmere College (que cuesta unos 12.000 euros al semestre). Se decantó por la gestión del territorio en la Universidad de Newcastle y, más tarde, acudió a la Universidad de Oxford. Tras graduarse, Hugh trabajó en la gestión de propiedad del grupo familiar Grosvenor, antes de convertirse en el gestor de cuentas de la firma Bio-bean, que convierte residuos de café molido en biocombustible.

Hugh no ha llamado mucho la atención de la prensa británica durante los últimos años y ha llevado una vida discreta. Siempre, excepto en una ocasión: su veintiún cumpleaños se celebró con una extravagante fiesta en la que gastó unos cinco millones de libras (casi seis millones de euros) y contó con una lista de 800 invitados de la talla del príncipe Enrique. A pesar de que Hugh -a quien no se le conoce pareja- se llevará la mayor parte de la fortuna de la familia, sus hermanas también heredarán una cantidad considerable de fondos fiduciarios.
 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias