La pareja brasileña rompe tras el escándalo sexual

martes, 16 de agosto de 2016 · 07:16

 

ABC.ES /
El escándalo sexual que tuvo lugar en la Villa Olímpica en la noche del lunes 8 al martes 9 de agosto aún sigue dando mucho que hablar. Tras hacerse eco varios medios brasileños de que la anfitriona Ingrid de Oliveira, competidora de salto de trampolín de 10 metros junto a su compatriota y compañera de habitación Giovanna Pedrosa, disfrutó de una noche «maratoniana y apasionada de sexo» con el remero Pedro Gonçalves, las reacciones se han venido sucediendo.

No por el acto en sí, sino por el hecho de perjudicar el rendimiento deportivo de la pareja brasileña, que a priori partía con opciones de medalla. La noche anterior a la competición, Ingrid le pidió a Giovanna que le dejara la habitación libre para pasar la noche con Pedro Gonçalves, algo a lo que se negó la saltadora argumentando la necesidad de descansar bien para poder rendir adecuadamente al día siguiente. Finalmente, según detallan los medios brasileños, Giovanna cedió ante la insistencia de Ingrid y el resultado fue que la pareja acabó en última posición en la ronda de clasificación.

Por ello, el Comité Olímpico Brasileño pidió explicaciones a sus dos competidoras y fue entonces cuando Giovanna informó al COB de lo sucedido entre Ingrid y Pedro, hecho que no pudo negar la saltadora brasileña, plata en los Panamericanos de 2015, y que le ha provocado una falta disciplinaria grave. «Todo el mundo puede cometer un error», zanjó Ingrid. Pero no parece que vaya a obtener el perdón tan rápido.

En unas declaraciones al diario «O Globo», su compañera Giovanna reveló que se vio obligada a deambular por fuera de la habitación: «Hemos estado esperando durante cuatro años para estar presentes en los Juegos Olímpicos, pero para ella era mejor para divertirse y, por tanto, me echó de la habitación». Advirtió, además, de que la relación está rota y no presenta ningún viso de arreglo: «He hablado con mi entrenador y tras los Juegos Olímpicos me centraré en mi persona. Así no tendré la necesidad de depender de nadie».

Oliveira, por su parte, trató de minimizar el daño pero también confirmó la ruptura: «Dejamos detrás de las diferencias y hablamos con normalidad, pero a partir de hoy no voy a competir en salto sincronizado con ella». Mientras, la tercera parte de la ecuación, el palista Pedro Gonçalves, acabó sexto en la prueba individual de K1 disputada antes del famosos «affaire». El atractivo joven se desmarcó en otro medio local cuando se le preguntó por la ya famosa noche de pasión en la Villa Olímpica: «No hablo acerca de mi vida privada».



 

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias