¿Por qué son las mujeres las que informan sobre sexo?

viernes, 19 de agosto de 2016 · 07:01
El Mundo / Lucía Martín
Corría marzo de 1990 cuando, al encender La 1 de TVE, aparecía por primera vez la doctora Ochoa. Era el estreno de Hablemos de sexo, un programa con un formato inédito en la televisión pública española y que, no obstante, funcionó: se mantuvo cuatro años en antena. En él se hablaba con seriedad y de forma pedagógica sobre sexo, que por fin dejaba de ser tabú en la pequeña pantalla. Años después le seguirían espacios más lúdicos como Dos Rombos, de Lorena Berdún, o Todos a cien, de Josep Tomás.

El panorama actual nada tiene que ver con aquellos años 90. No sólo porque vivimos en una sociedad hipersexualizada, sino porque los formatos se han multiplicado desde la irrupción de internet. Eso explica que muchas mujeres, sexólogas en su mayoría, se hayan convertido en referentes para un público masivo. Pero, ¿por qué son ellas las que más hablan de sexo? ¿Acaso comunican mejor? ¿Se trata de una revancha histórica por el hecho de que hasta hace relativamente poco no era un tema bien visto en boca de la mujer?

Nayara Malnero es una de las jóvenes exponentes del sexo mediático.Sexperimentando, su canal de Youtube, tiene más de 86.000 suscriptores. Acaba de recopilar sus experiencias en un libro, lo que demuestra que, pese a la sobreinformación, sobre el sexo siguen existiendo las dudas de antaño.

«Al margen de los estudios reglados, si te fijas en la evolución de los sex shops verás que las nuevas tiendas están más enfocadas al público femenino. Esto sucede porque la mujer lleva la delantera en el interés por la creatividad erótica», dice en relación al empoderamiento sexual femenino. Y añade: «Puede ser que las décadas de negación nos hagan recuperar hoy el tiempo perdido».

Nayara Malnero tiene un canal en Youtube para hablar de sexo: "La mujer lleva la delantera en la creatividad erótica"
«Lo veo como una revelación feminista, por lo menos en mi caso: hemos estado reprimidas muchos años. El placer femenino fue silenciado e incluso, castigado», denuncia María Esclapez, la autora del blog Diario de una sexóloga.

El boom del sexo en los medios también puede apreciarse, por supuesto, en los soportes informativos tradicionales. La periodista Celia Blanco calienta las ondas todas las semanas con su programa Contigo Dentro (Cadena Ser). No hay temática, por peliaguda -con perdón- que sea, con la que esta experta no se atreva. Lo de su programa es sexualidad sin censuras, pero siempre con respeto.

«En general a las mujeres nos gusta hablar más que a los hombres. Además, a nosotras no nos regalaron nada, no nos quedó otra que demostrar hasta dónde podemos llegar. También nos hemos atrevido a hacerlo: comunicar sexualidades propias y ajenas es difícil. Me resulta más fácil convencer a una mujer para que se sincere en el programa que a un hombre, que se resiste más», admite.

Blanco no tiene claro que las mujeres informen mejor de sexo, pero sí sabe que no es fácil hacerlo después de años y años abordándolo «con eufemismos y palabras mal sonantes». «Sí es cierto que somos más honestas a la hora de verbalizar nuestros fracasos y no necesitamos decir lo bien que follamos», dice de forma explícita.

Silvia C. Carpallo es sexóloga y bloguera: "Quienes hablamos abiertamente del tema somos juzgadas"
Sara Gil está al frente del programa Ponte a prueba, de Europa FM. Le cuesta creer que las mujeres sean las que más hablen de sexo, y atribuye su mayor visibilización a que «ahora no existen los tabúes de otras épocas». Su tesis es que la mujer siempre ha tenido un «papel relevante» a la hora de tratar el tema. «Sobre todo en la familia: la madre, la abuela, la hermana mayor...».

Reunidas a propuesta de PAPEL, las expertas coinciden en que la información sobre sexo es muy necesaria. Lo demuestra el hecho de que desde ciertos sectores de la sociedad, en pleno siglo XXI, todavía se ve con recelo a quienes ejercen de divulgadoras. «Hemos avanzado, pero las mujeres que hablamos abiertamente de sexo también somos juzgadas. Como sexóloga me he tenido que enfrentar a adjetivos descalificativos o a opiniones sobre mi físico. También se confunden términos y eso hace que mucha gente crea que todo vale y que no tenga claro el límite entre lo profesional y lo personal», concluye Silvia C. Carpallo, sexóloga y bloguera en El sextante y El País.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias