Diez frases hacen que parezcas un mentiroso en una entrevista de trabajo

martes, 9 de agosto de 2016 · 07:16
ABC:ES/
Las entrevistas de trabajo son vitales a la hora de contratar un trabajador. Un buen currículum no garantiza un puesto por sí solo sino que además hay que convencer personalmente. Según Bussines Insider, estas son algunas de las frases y actitudes que delatan al candidato y le sitúan como un posible mentiroso ante el entrevistador:

«No tengo debilidades»
Esta frase resulta recurrente cuando el entrevistador pregunta por los puntos débiles al candidato. Soltar esta frase tan solo provocará que se quede como un arrogante ya que toda persona tiene debilidades.

«¿Cuáles son las condiciones de despido?»
Además de parecer un tipo poco confiable, con esta frase se demuestra poco compromiso en el trabajo ya que se puede quedar como un trabajador que «juega» al límite en el empleo.

«Mi única debilidad es que trabajo demasiado»
Totalmente mentira. Aparte de que todo el mundo tiene puntos más débiles en su trabajo, esta frase no es la idónea para responder. Resulta mejor ser honesto que hacer este comentario que puede provocar quedar como un falso.

«Sí, soy bueno en esto, esto y esto»
No puedes ser perfecto en todo. Esto puede provocar que el entrevistador sea algo escéptico a la hora de valorar tu trabajo y desconfiar de lo que se le haya dicho.

«¿Controlas los emails o el uso de internet?»
Esta frase puede hacer pensar que se utiliza el ordenador en tiempo de trabajo para tareas que no son las propias de las labores del trabajador. Así que, mejor ahorrarse esta pregunta.

«Me despidieron, pero no fue mi culpa»
Además de quedar como arrogante, esta declaración puede generar desconfianza al entrevistador ante la falta de sinceridad.

«Puedo hacer lo que sea»
Mejor no intentar parecer alguien que no se es o tratar de convencer al entrevistador de que se es tan polifacético que se puede cubrir cualquier vacante. Mejor ser uno mismo.

«¿Revisáis el pasado?»
No conviene ni mucho menos hacer esta pregunta. Quien la hace corre el riesgo de generar desconfianza y, a la vez, curiosidad en el entrevistador. Puede parecer que se ocultan ciertos datos o que otros no son verdad.

«He pasado momentos duros»
El entrevistador no tendrá pena por nadie. Esto es de lo peor que se puede hacer ante una entrevista, aludir a los momentos personales para intentar conseguir el trabajo.

«He hecho esto muchas o pocas veces»
No generalizar con lo que se ha o no se ha hecho. Si todo lo que se pregunta en la entrevista es un hábito para el candidato, el entrevistador podría sospechar de él hasta el punto de informarse para corroborar si esto es o no cierto.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias