La impostora que se hizo pasar por víctima del 11-S por 6 años

Según psicólogos, una causa sería la personalidad “egocéntrica” de la española que dijo que trabajaba en las Torres al momento del atentado.
lunes, 12 de septiembre de 2016 · 00:00
Agencias / Nueva York

Alicia Esteve, una mujer que se hizo pasar por una víctima de los atentados del 11 de setiembre durante años, llegó a liderar una asociación de afectados por el mayor ataque terrorista de la historia de Estados Unidos.  La impostora fue desenmascarada en septiembre de 2007, gracias a investigaciones periodísticas. 
 
Esteve, una mujer española que comenzó a hacerse llamar Tania Head, pasó del anonimato a convertirse en el ícono de las víctimas del 11-S. Tras salir a la luz, aseguraba haber estudiado en las universidades de Harvard y Stanford antes de entrar a trabajar a la empresa Merril Lynch, cuyas oficinas estaban ubicadas en el piso 78 de la Torre Sur.
 
También relató haber visto cómo su secretaria había muerto decapitada en el impacto. Aseguró que luego de desmayarse se quemó el brazo derecho y fue rescatada por un voluntario. Incluso dijo que su prometido había fallecido en la Torre Norte. 
 
¿Quién era Alicia Esteve?
Los amigos de Alicia Esteve contaron que ella nació en una familia acomodada de Barcelona y que era la menor de cinco hermanos. Dijeron que la joven  habría recibido un fuerte golpe emocional tras la caída de la empresa de su padre.
 
Fue a estudiar en Estados Unidos y luego de obtener calificaciones muy altas, regresó a Europa.  Según sus compañeros de trabajo, ella prefería juntarse con gente que no podía hacerle competencia, e incluso en varias ocasiones tuvo dificultades para convivir con sus colegas. 
 
Tres años después del 11-S, una Alicia Esteve altamente afectada por la tragedia apareció en la escena mundial contando el crudo relato de "lo que vivió”. Decía llamarse Tania Head. 
 
Su interés y su fascinante historia la llevó a presidir una asociación de víctimas del World Trade Center. Ella contó que un voluntario con la cara tapada con un pañuelo rojo logró salvarla de las llamas; y que durante su rescate, un hombre moribundo le dio un anillo de bodas para que se lo entregue a su esposa.
 
La dramática historia llegó hasta la redacción del New York Times, donde los periodistas notaron la incomodidad de Alicia al momento de hablar de su pasado durante las entrevistas.  Luego de una exhaustiva investigación, descubrieron el engaño.
 
Su historia fue mostrada en el documental "La mujer que nunca estuvo allí” de National Geographic, en el que los periodistas se preguntan qué la llevó a montar esa red de mentiras sin recibir  beneficio económico.
 
Según psicólogos que analizaron el caso posteriormente, una posible causa sería la situación en la que la dejó la quiebra de su padre, mientras que otros especialistas vinculan su mentira a su personalidad "egocéntrica”.
 
De acuerdo al documental mencionado, Alicia dejó Estados Unidos, regresó a Barcelona y sigue creyendo que fue una víctima del 11-S. La justicia norteamericana no le pudo imputar algún delito, ya que no recibía dinero en la asociación de víctimas y lo hacía completamente gratis. 
13
5

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias