Por qué tengo la piel tan seca

miércoles, 21 de septiembre de 2016 · 17:16

Uncomo/ Pablo Roca

Cada persona tiene una piel distinta. Algunas sufrimos de piel grasa, otras de piel seca, picores, etc. Nuestra piel es el órgano más grande que compone nuestro cuerpo y también uno de los que está más expuesto a posibles agentes dañinos.

Este es el motivo por el que diferentes causas externas e internas pueden hacer que la piel esté más seca de lo normal. Por este motivo es importante ser consciente de lo que podemos estar haciendo y está dañando nuestra piel.

Cómo se produce la sequedad de la piel

¿Por qué tengo la piel tan seca? Pues bien, este estado de la piel responde a una falta de humedad. Diversos factores que explicaremos en este artículo pueden aumentar la evaporación de la humedad y diversas sustancias que ayudan a que la piel permanezca lo suficientemente hidratada. Algunas de estas sustancias son las higroscópicas o fijadoras de agua, las cuales se encuentras en nuestra piel de forma natural, junto a otros elementos hidratantes.

El inicio de la piel seca en la cara, piernas o cualquier otra parte del cuerpo responde a una pérdida de lípidos que actúan como una barrera natural creando una capa en la piel que ayuda a impedir la evaporación del agua. Cuando esta capa se debilita, las sustancias de las que hablábamos anteriormente se pierden progresivamente, por lo que nuestra piel no es capaz de retener el agua suficiente para mantenerse hidratada. Como consecuencia, se produce un deterioro por el que podemos llegar a tener la piel tan seca y presentar otros síntomas como picor.

Por qué tengo la piel tan seca: Factores internos

Causas genéticas

Una de las principales causas de la piel seca son los niveles de humedad que heredamos. Es posible que algunas personas sean más propensas a tener una menor humedad en la piel y, por lo tanto, tienen una mayor facilidad para sufrir sequedad en su piel. Asimismo, las personan con piel clara también pueden sufrir más de sequedad en la piel.

Esta causa genética podría explicar la piel seca en bebés, los cuales heredan esta falta de humedad.

Edad

Cuando nos hacemos mayores, las sustancias que ayudan a que la piel permanezca hidratada pueden disminuir, motivo por el cual envejecer y sufrir de sequedad en la piel van de la mano. En estos casos la persona afectada suele tener una piel más áspera, callos, descamación, picor, o piel agrietada. Estas señales son las que nos pueden alertar de que existe una mayor sensibilidad cutánea.

Alimentación

La piel requiere de ciertos nutrientes para poder lucir flexible, luminosa y suave. Cuando llevamos a cabo una dieta inadecuada, que no nos proporciona los suficientes nutrientes que nuestra piel necesita, es más sencillo que la piel se reseque. Asimismo, también es fundamental beber agua suficiente para mantenerse hidratado y facilitar los niveles óptimo de humedad.

Cambios hormonales

Durante el embarazo o la menopausia, la mujer experimenta muchos cambios en su cuerpo que también pueden influir a la salud de la piel.

Por qué tengo la piel tan seca: Factores externos

Factores ambientales

Cuando la piel está más seca es durante el verano, puesto que el sol suele ser más intenso y nos exponemos más a sus efectos. Esto deriva en una mayor sequedad e incluso podemos llegar a quemarnos. Asimismo, muchas personas también sufren de piel seca durante el invierno a causa del frío, el cual aumenta a su vez la sequedad de la piel.

Cuidado inadecuado

Nosotros debemos cuidar de nuestra piel mediante una higiene adecuada. Cada tipo de piel puede requerir de distintos productos que ayuden a mantener su salud y a lucir una piel bonita. Lavarse la cara frecuentemente o durante largos períodos de tiempo puede eliminar la barrera natural de sustancias que ayudan a que nuestra piel permanezca húmeda. Además, también debemos utilizar los jabones adecuados para nuestra piel, ya que los agresivos pueden dañarla.

Tabaco

El tabaco facilita la deshidratación cutánea y puede ser la causa de la piel seca. Como consecuencia, es más frecuente que las personas fumadores puedan tener una piel más áspera y seca con el tiempo. Entre otros efectos, el tabaco también facilita el envejecimiento prematuro de la piel y favorece la producción de radicales libres.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

65
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias