¿Se animaría a comer hormigas o cerebro de buey?

A primera vista estos ingredientes parecen extraños, pero son consumidos como golosinas en varias regiones de Sudamérica.
viernes, 30 de septiembre de 2016 · 11:30

Página Siete Digital / La Paz

 

A primera vista estos ingredientes parecen extraños y hasta repugnantes, pero son alimentos que se consumen alrededor del mundo y en algunos casos, son considerados golosinas, según el periódico Estadao.


Estos platillos no son bonitos y ni parecen apetitosos, además que son poco conocidos en varias regiones de Sudamérica. Pero aún así usted debería darles una oportunidad y probar estos bocadillos. 


Hormiga abeja

Foto: Estadao
Foto: Estadao
 

La herencia se mantiene hasta hoy entre los indígenas. El consumo de hormigas llegó hasta los restaurantes de la alta gastronomía. El sabor del insecto impresiona con un sabor cítrico.

 

Cerebro de buey

Foto: Estadao
Foto: Estadao

Sesos de buey y puerco pueden ser consumidos de diversa formas: frito o hervido.


Peces abisales

Foto: Estadao
Foto: Estadao
 

Este pez (foto) también es conocido como el pez-sapo y de sólo mirarlo asusta a cualquiera. Pero su carne es muy sabrosa. Este ingrediente es muy utilizado por los chefs del mundo, especialmente en Francia y Portugal.


Lengua de buey

Foto: Estadao
Foto: Estadao

Este ingrediente es común en las cocinas judías, francesas, japonesas e italianas. Puede ser preparada de diversas formas, pero, por ser un músculo, se acostumbra hervirlo durante un largo tiempo.


Escamoles o larvas

Foto: Estadao
Foto: Estadao

Las larvas de esta especie de hormiga gigante pueden ser encontradas en las raíces de los cactos en México. De color amarillo y de textura y sabor suave es típico prepararlo con mantequilla y diversas salsas a gusto en México.


Erizo de mar

 

Foto: Estadao
Foto: Estadao

Más suave que la ostra, más intensa que las almejas, la carne del erizo de mar es muy apreciada en Japón, Europa y los Estados Unidos.


Testículos de buey

 

Foto: Estadao
Foto: Estadao

Un buen cocinero aprovecha el animal por completo, pero también es posible cocinar hasta los testículos. Pueden ser rebozados (como una milanesa) o, de manera directa, pueden ser fritos al aceite.





AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

69
2

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias