Dar el pecho: clave a la hora de prevenir y vencer al cáncer de seno

lunes, 05 de septiembre de 2016 · 15:15

Telemundo

En la lucha contra el cáncer de seno, es importante tener toda la información posible. ¿Sabías que amamantar podría tener un impacto en la prevención de esa enfermedad? ¡Y también en la supervivencia!

¡Sí a dar el pecho!

Hacerlo durante más de seis meses estaría asociado con un aumento en la tasa de supervivencia al cáncer de mama, indica un estudio publicado en la revista científica Breastfeeding Medicine en julio de este año.

En la investigación se vio que, en las sobrevivientes de cáncer que habían amamantado durante más de seis meses, tanto la mortalidad como el riesgo de mortalidad habrían disminuido luego de 20 años. Impresionante, ¿no?

Igualmente, hay más beneficios que puede traer con respecto al cáncer.

Posible prevención

Dar el pecho durante un total de un año (sumando el tiempo en que se alimentó a cada hijo) ayudaría a disminuir el riesgo de tener cáncer de mama, según un análisis de 47 estudios realizado por la fundación Susan G. Komen. Y, si el tiempo suma dos años, habría inclusive menos riesgo.

Si en cambio se da durante menos de un año, también podría bajar el riesgo, aunque se cuenta con menos datos al respecto.

Por si fuera poco, amamantar también ayudaría a reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, cáncer de ovarios y depresión posparto, se indica en el mismo sitio.

Otras medidas

Para ayudar a disminuir el riesgo de sufrir cáncer de mama, desde la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) se recomienda:

Cuidar el peso. Tener sobrepeso u obesidad podría aumentar el riesgo de sufrir cáncer de pecho.

Hacer ejercicio. Desde ACS se sugiere realizar al menos 150 minutos de actividad de intensidad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa por semana.

Sentarse menos. Más allá de la actividad física, pasar mucho tiempo sentada podría aumentar el riesgo de sufrir cáncer.

Limitar el alcohol. Si bien no está claro por qué consumir bebidas alcohólicas aumentaría el riesgo, hay diversos estudios que han encontrado ese resultado. No beber o disminuir la cantidad sería especialmente importante para aquellas mujeres que tienen otros factores de riesgo, como un historial familiar de cáncer de mama.

Ante cualquier duda y antes de realizar cambios en tu rutina, consulta a tu médico de confianza.

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias