El reto de alimentar a una superpoblación de gatos

Según un veterinario, es indispensable que se realice una campaña de esterilización para limitar la expansión de los felinos.
domingo, 1 de enero de 2017 · 00:00
AFP / Pafos

La emperatriz romana Helena hizo venir gatos a Chipre para deshacerse de las serpientes, cuenta la leyenda. Siglos después, la población de estos felinos experimenta un crecimiento difícilmente controlable. 

Tras el final de un programa gubernamental de esterilización hace cinco años, muchos voluntarios de la isla mediterránea tratan de alimentar a los numerosos gatos, recurriendo a veces a sus propios recursos. 

En el Tala Monastery Cat Park, en la región de Pafos (sudoeste), voluntarios británicos afirman gastar unos 2.100 euros mensuales, procedentes de donaciones, para alimentar a estos animales. El refugio alcanzó su límite de acogida este otoño, asegura su fundadora Dawn Foote.

"Algo debe cambiar. En dos años, ya no seremos capaces de hacerlo”, prosigue. En Chipre, una isla de un millón de habitantes, hay cientos de miles de gatos, indica Dinos Agiomamitis, que dirige Cat PAWS Cyprus, una asociación de protección de estos animales. 

Según un veterinario consultado por la AFP, es indispensable una campaña de esterilización para limitar la expansión de los felinos, teniendo en cuenta que una gata puede parir ocho crías al año. Pero en 2011, el Estado, que empezaba a limitar sus gastos ante una grave crisis financiera, suspendió un programa que costaba 50.000 euros anuales para esterilizar a 1.700 gatos, explica Agiomamitis.

"No han hecho nada en los últimos cinco años. ¡Imagínese cuántos gatitos representa!”, añade. 
Desde el final del programa, los fondos concedidos a los servicios veterinarios públicos, explica su jefe Christodoulos Pipis, se concentran en problemas con un mayor impacto sobre la economía del país, como las enfermedades que afectan al ganado.

Para animar a los chipriotas, muy castigados por la crisis, a controlar los nacimientos de gatos, la asociación de Agiomamitis distribuye bonos de reducción para esterilizaciones en clínicas veterinarias colaboradoras. También ayuda al Ayuntamiento a atrapar a los gatos que no han sido esterilizados. Bajo un naranjo, un elegante felino blanquinegro observa la comida que le han dejado a la entrada de una jaula metálica.

"Si les da comida a 10 gatos en su barrio y (...) no los esteriliza, muy pronto” tendrá a decenas, avisa Agiomamitis, mientras espera que el gato se acerque al cebo. El gato entra en la jaula y la trampa se cierra sobre él. Poco después, en el pick-up de Agiomamitis, se une a otros siete felinos atrapados de la misma forma, rumbo a la clínica veterinaria.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias