“Reichsbürger ”, el grupo que no reconoce al Estado alemán

Los “Reichsbürger” son una nebulosa de individuos y asociaciones de extrema derecha. Los últimos meses han causado alerta en las autoridades de ese país.
viernes, 27 de enero de 2017 · 00:00
AFP  / Berlín

 Los "Reichsbürger”, un grupo extremista y heterogéneo en el que se mezclan neonazis, nostálgicos del káiser, adeptos a la teoría del complot y personas con creencias esotéricas, preocupan a las autoridades alemanas debido a un número creciente de seguidores, su rechazo a la democracia y su predisposición a la violencia. 

La Policía alemana desmanteló el miércoles un grupúsculo de extrema derecha cercano a estos Reichsbürger -ciudadanos del Imperio alemán- sospechosos de proyectar ataques antisemitas, contra refugiados y policías. 

La Fiscalía decidiría este jueves si pone bajo detención provisional a parte de estos sospechosos por haber formado "una organización terrorista”. 

 ¿Quiénes son? 

Los "Reichsbürger” constituyen una nebulosa de individuos y asociaciones con nombres tan floridos como "Gobierno en el exilio del Imperio alemán”, "El reino de Alemania” o "República libre de Alemania”.   Ellos "creen que la República federal de Alemania no existe, rechazan pagar impuestos y quieren restaurar una Alemania que incluye partes enteras de la actual Polonia”, explica Jan Rathje, un experto en extrema derecha de la Fundación Amadeu-Antonio (cuyo objetivo es fortalecer a la sociedad civil para enfrentar al extremismo de derecha) en un folleto sobre este movimiento. 

Durante mucho tiempo se ha minimizado su potencial de sedición, considerándolos "raros y malhumorados”, según Rathje. Los Reichsbürger consagran una parte no despreciable de su tiempo a inundar la administración alemana con misivas en las que a lo largo de varias páginas exponen su ideología y su rechazo a someterse al pago de impuestos. Tampoco pagan sus multas y aportes sociales. 

Confeccionan sus propios documentos de identidad, sus permisos de conducir y reinventan las matrículas de sus vehículos. Algunos no reivindican forzosamente su pertenencia al Reich del emperador o al de Adolf Hitler, pero quieren crear su propio Estado o comunidad soberana. 

En 2009, el "Principado Germania”, instalado en una antigua casa solariega en medio de la campaña en la ex-RDA, provocó un gran eco mediático a pesar de su breve existencia (tres meses). 

Entre los "Reichsbürger” figuran complotistas, pero también negacionistas, en particular el exabogado Horst Mahler, cofundador de la organización de extrema izquierda Fracción del Ejército Rojo en la década de los años 70, quien después derivó hacia una ideología neonazi. 

 ¿Cuántos son? 

Según el director de información interior, Hans-Georg Maassen, los Reichsbürger son unos 10.000 en total, de los cuales entre 500 y 600 son extremistas de derecha. Pero para muchos expertos, es difícil calcular su número exacto, en particular porque durante mucho tiempo no habían estado en el punto de mira de las autoridades.  "El movimiento de los ‘Reichsbürger’ tiene un gran potencial de atracción y continúa ganando nuevos simpatizantes”, según el presidente de la Oficina de Protección de la Constitución. Como no disponen de una estructura común, no tienen realmente una figura directiva. 

Al frente del "Reino de Alemania”, el excocinero Peter Fitzek intentó hacer su entrada en la política al presentarse en 2008 como candidato a ocupar la Alcaldía de Wittenberg, la ciudad de Martín Lutero, donde apenas cosechó votos. Actualmente es juzgado por abuso de confianza agravado. 
 ¿Cuál es su peligro?
Las autoridades alemanas se inquietan "por el potencial de violencia considerable y la agresividad creciente” de los "Reichsbürger”.  Se interesan más particularmente en el movimiento a causa de varios incidentes armados recientes. Durante una redada en octubre, un policía resultó muerto y otros tres heridos por uno de estos activistas, que se encontraba armado hasta los dientes en su domicilio.

 En agosto, un exganador del concurso de belleza "Mister Alemania”, reivindicándose como "Reichsbürger”, abrió fuego contra policías que habían llegado a su casa para desalojarlo en un desahucio. Resulto gravemente herido y fue detenido. Algunos responsables políticos reclaman desde entonces una vuelta de tuerca. 

"Debemos examinar si -y en caso afirmativo con qué amplitud- el movimiento de los ‘Reichsbürger’ debe ser vigilado por los servicios de información interior”, subrayó en el otoño (boreal) un responsable del grupo parlamentario conservador bávaro, Stephan Mayer. 

Según Heiko Homburg, un responsable de los servicios de información de Brandeburgo, citado en el diario Bild: "el caso de algunos Reichsbürger es cuestión de psiquiatría”. "Si además, tienen acceso a armas, esto es extremadamente peligroso”, añadió.

 

 
 

2
7

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias