Londres supera los límites de contaminación en cinco días

La contaminación se cobra unas 9.500 muertes prematuras al año en la capital británica. También registran otros puntos calientes de la contaminación.
sábado, 7 de enero de 2017 · 00:00
Página Siete  / Agencias

Cinco días ha tardado Londres en superar los límites máximos permitidos de dióxido de nitrógeno en todo el año. Por ley, la concentración de NO2 no puede superar los 200 microgramos por metro cúbico más de 18 veces a lo largo de 12 meses en ningún punto de la ciudad. En Brixton Road, en el barrio de Lambeth, ese techo de concentración horaria ya se ha roto en menos de una semana.

Otros puntos calientes de la contaminación en la capital británica -como Oxfrod Street, The Strand o Kings Road- superarán previsiblemente el límite en los próximos días. Aunque la palma se la lleva Putney High Street, el bullicioso suroeste de la ciudad, donde se rompió el máximo de NO2 en 1.200 ocasiones a lo largo del 2016.

La contaminación se cobra unas 9.500 muertes prematuras al año en Londres y 40.000 en todo el país, con ciudades como Glasgow, Leeds, Nottingham o Port Talbot en la mirilla de la Organización Mundial de la Salud por la mala calidad del aire. Un reciente estudio de la Universidad de Ontario ha concluido que al menos uno de cada 10 casos de Alzheimer puede ser inducido por la contaminación, que afecta sobre todo a las enfermedades cardiovasculares y respiratorias. El alcalde de Londres, Sadiq 

Kahn, que sufre asma desde niño por la mala calidad del aire, ha prometido redoblar los esfuerzos económicos y destinar más de mil millones de euros en los próximos cinco años a atajar el problema.

La imposición de un "peaje de combustión” para los vehículos más contaminantes (similar al "peaje de congestión” que actualmente limita la circulación por el centro) o la creación de una "zona de emisiones ultrabajas” en todo el perímetro urbano son otras de las medidas inminentes.
 
Khan ha decidido dar también un impulso extra a la infraestructura para las bicicletas y se ha propuesto peatonalizar Oxford Street, la principal arteria comercial de la ciudad, en el plazo de dos años.

Las presiones son cada vez mayores para que Kahn siga el ejemplo de ciudades como París, México DF y Atenas y decida vetar la circulación de  los vehículos que funcionan con diésel por el centro de la ciudad en el 2020. El Parlamento británico se ha propuesto tomar cartas en el asunto e impulsar una nueva Ley del Aire Limpio, similar a la que logró poner fin al esmog de Londres hace más de tres décadas, a la luz de los datos de que demuestran que 37 ciudades británicas superan regularmente los límites establecidos como seguros para la salud de sus habitantes. "La lucha contra la contaminación debe convertirse en el objetivo número uno de la salud pública en nuestras ciudades”, advierte Alan Andrews, abogado de la organización ClientEarth, que logró una doble victoria en los tribunales para forzar al Gobierno británico a tomar medidas urgentes.
 
"El alcalde de Londres ha dado pasos en la dirección adecuada, pero no podemos tardar otros tres años para pasar a la acción. Necesitamos soluciones ya”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias