Risoterapia con payasos para niños rohinyás

martes, 31 de octubre de 2017 · 00:00
AFP / Kutupalong
 
  Con sus bufonadas y sus mimos, una tropa de payasos de nariz roja provocó algo que no suele escucharse en los inmensos campamentos de refugiados rohinyás en el sur de Bangladés: las carcajadas de los niños. 
 
Rodeados por una multitud entusiasta, los acróbatas rivalizan en habilidad mientras la música electrónica sonaba de fondo. Con la cara pintada de blanco, hacen muecas a los más pequeños. 
 
La actividad supone una apreciada distracción en el mar de tiendas superpobladas. Cientos de miles de niños rohinyás viven allí, algunos de ellos, traumatizados por los actos violentos que presenciaron en la vecina Birmania. 
 
"Nunca había visto nada así. Mis amigos y yo no podíamos parar de reír”, cuenta Mohammad Noor, de 10 años. Este chico huyó de Birmania el mes pasado, tras la muerte de su padre en unos disturbios que la ONU calificó de limpieza étnica. 
 
Con su madre y sus tres hermanos y hermanas, viven en un refugio rudimentario del campamento de Kutupalong, donde todo se reduce a sobrevivir.
 
"Nuestro único objetivo es llevar la risa a los rohinyás”, explica Rina Akter Putul, acróbata y única mujer de la tropa circense. Algunos grupos de teatro de Bangladés se han puesto por objetivo distraer a unas personas que vivieron una situación angustiosa, ofreciendo con sus actuaciones una "terapia de la tragedia”. 
 
El 60% de los de 600 mil musulmanes rohinyás que huyeron  desde finales de agosto son niños.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias