Las universidades de Oxford y Cambridge invirtieron decenas de millones en paraísos fiscales

viernes, 10 de noviembre de 2017 · 10:10
elmundo.es/ Alberto Muñoz
El terremoto de los Paradise Papers acaba de alcanzar a dos de las mejores universidades del mundo. Según los documentos filtrados, e investigados por 96 medios de comunicación de todo el mundo, Oxford y Cambridge invirtieron decenas de millones de euros en proyectos radicados en paraísos fiscales entre los que se incluye la perforación submarina para la localización de yacimientos petrolíferos.

El dinero, que fue a parar a asociaciones multimillonarias de capital privado con sede en las Islas Caimán, uno de los paraísos fiscales más populares entre los fondos de cobertura estadounidenses y británicos, fue conducido a través de lo que se conoce como compañías "de bloqueo". De esta forma, y normalmente con la connivencia de algún fondo del estado de Delaware, las universidades evitaban tener que pagar los impuestos propios de la inversión de grandes cantidades de dinero. Es decir, que podían recibir los dividendos sin tener que pagar impuestos.

Según los documentos publicados por los medios que han participado en la investigación, por ejemplo en 2006 ambas universidades invirtieron en una estructura de la isla de Guernsey que dividía en dos fondos separados el dinero que aportaron las universidades y distintas asociaciones educativas del Reino Unido. Oxford habría invertido 2,9 millones de euros mientras que Cambridge habría aportado 1,5 millones.

Uno de esos dos fondos, llamado 'Coller International Partners V', era el más grande de su tipo a nivel mundial, llegando a aglomerar cerca de 4.130 millones de euros de alrededor de 200 instituciones públicas. Su mayor inversión, de casi 1.000 millones de euros, fue en colaboración con la empresa angloholandesa Royal Dutch Shell, dedicada al petróleo y el gas natural. Uno de los proyectos que recibió fondos fue Xtreme Coil, una firma especializada en "la perforación innovador y eficiente" para la búsqueda de "hidrocarburos en lejanos horizontes".

La revelación de estas inversiones pone más presión si cabe sobre Oxford y Cambridge para que dejen de apoyar este tipo de combustibles como forma de energía. Ya el mes pasado, un grupo de académicos de Cambridge liderados por el ex arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, hicieron un llamamiento para que se dejasen de financiar los proyectos que tuvieran como base la utilización de combustibles basados en el carbón.

También durante el año pasado cientos de académicos de ambas universidades firmaron una carta en la que pedían a sus centros el abandono de los hidrocarburos y la adopción de "una política de inversión que sirva a las necesidades del futuro" y que estuviera basada en "las pruebas y en la moralidad".

Además, desde el propio país británico empiezan a alzarse voces que demandan una mayor transparencia al respecto de cómo se están utilizando unos fondos que no sólo vienen de Reino Unido, sino también de la Unión Europea. "Tenemos que saber lo que están haciendo con el dinero. Existen problemas de responsabilidad social corporativa", criticó el profesor de contabilidad de la Universidad de Essex, Prem Sikka, en una entrevista para The Guardian.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
5
Cargando más noticias
Cargar mas noticias