Indígenas, los mejores aliados contra el cambio climático

En la COP23 de Bonn, los pueblos indígenas de la Amazonia exigen la titulación de sus tierras y el respeto a sus derechos para evitar la deforestación.
viernes, 17 de noviembre de 2017 · 00:00

Miriam Telma Jemio / Bonn, Especial para Página Siete


Al grito de ¡Titulación, Ya!, representantes de los pueblos indígenas de la Amazonia afirman que son los mejores aliados de los gobiernos para luchar contra el cambio climático porque en sus territorios los bosques son conservados y, por eso, exigen que se respeten sus derechos.

Durante su participación en diferentes eventos paralelos a la cumbre del clima (COP 23) que se desarrolla en Bonn desde el 6 de noviembre, los indígenas denunciaron que sus gobiernos y las grandes empresas impactan en sus pueblos con actividades extractivistas y megaproyectos. 

Una de las formas de evitar esos impactos es que se terminen de titular sus tierras, un proceso que está detenido para los indígenas en países como Bolivia y Brasil, denunciaron. Según COICA, en toda la Amazonia hay 200 millones de hectáreas en territorios indígenas sin titulación.

“En Perú aún faltan titular 20 millones. Ya se avanzó con 18 millones de hectáreas”, afirmó a este medio Roberto Espinoza, representante de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), entidad que agrupa a indígenas de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Suriname, Venezuela y Guyana Francesa.

Este es un proceso que tomó impulso porque es un requisito para que los pueblos indígenas accedan a proyectos de conservación de sus bosques, que en los últimos años duplicó sus fondos, afirmó a este medio la ministra del Ambiente de Perú, Elsa Galarza.
 
Reducir emisiones


El 90% de la deforestación de las selvas amazónicas se presentan fuera de los territorios indígenas, según un estudio de WWF. Por tanto, afirman que sus gobiernos no podrán cumplir los compromisos asumidos en el Acuerdo de París sin los indígenas que son los que conservan los bosques.

Las contribuciones determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés) son compromisos voluntarios de los países en el marco del Acuerdo de París para contribuir a mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos  grados centígrados, con respecto a los niveles preindustriales.

En París (COP21) se lanzaron iniciativas para conservar los bosques amazónicos y los INDC de los países de esta región están centrados en la reducción de la deforestación, por ejemplo Bolivia plantea deforestación ilegal cero para 2020. “Deben hacerlo en comunidad y alianza con los indígenas.

Necesitamos impulsar un modelo post extractivista de desarrollo”, puntualizó Espinoza.

 
Impacto del extractivismo


Indígenas, como el brasileño Benki Riyaku, reclaman por el daño que sufren por la minería intensiva, las quemas, los chaqueos y la explotación de los recursos naturales como sucede en Brasil. “Cómo es posible que el gobierno esté hablando de sustentabilidad, si está destruyendo nuestros bosques. No estamos en contra del desarrollo, pero nos gustaría que lo hagan sin destruir nuestros bosques”, reclamó Riyaku.

Sonia Guajajara, líder indígena de Brasil, lamentó que solo le hayan dado cinco minutos para hablar sobre los problemas que atraviesan los pueblos indígenas. “Son insuficientes para hablar de lo que nos pasa con un modelo económico altamente depredador como son los monocultivos de soya y la minería, que se dicen que son sustentables y se desarrollan a costa de la sangre de nuestros hermanos indígenas”, dijo.
 
Guajajara critica que ese modelo económico permita que solo unos pocos ganen y que el colectivo, la mayoría, pierda. “Es un modelo donde nuestros hijos no pueden seguir viviendo, porque el mercurio nos contamina y los peces están claramente desapareciendo. Es preciso cambiar el sistema no el clima”, sentenció. 
 
Los líderes indígenas aseguran que contribuyen en la lucha contra el cambio climático y, por eso, demandan que se respeten sus territorios y se los termine de titular con prontitud para evitar la deforestación.

Áreas protegidas  y territorio indígena

  • Amazonia El 45,2 % de la Amazonia tiene doble categoría: área protegida y territorio indígena.  Para el representante de COICA, Roberto Espinoza, la titulación de tierras indígenas debería ser el comienzo de cada proyecto contra el cambio climático. “Tenemos que hacerlo, si queremos detener la deforestación. Donde hay pueblos con derechos, con títulos, siempre bosques vivos”.
  • Tipnis  Espinoza manifestó su preocupación por casos como el del Tipnis, en Bolivia, donde el Gobierno proyecta construir una carretera por medio de ese territorio indígena, lo que implicará la deforestación de millones de hectáreas que no solo impactarán en Bolivia, sino en toda la Amazonia. “Un pueblo sin territorio muere. Es un asunto de derechos humanos”, expresó.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

66
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias