La pizza napolitana entra en la lista de patrimonio mundial

Dos millones de personas firmaron una “petición mundial” para respaldar la candidatura de este arte que nació en Nápoles y se expandió por el planeta.
sábado, 9 de diciembre de 2017 · 00:04

AFP / Nápoles


El arte de los pizzaioli napolitanos que durante siglos han hecho revolear la masa de esta especialidad mundialmente conocida de la cocina italiana entró   en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. 


La decisión se tomó en el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, que se reúne desde el lunes en la isla de Jeju, en Corea del Sur. 


Dos millones de personas firmaron una “petición mundial” para respaldar la candidatura de este arte practicado actualmente en Nápoles por unos 3.000 pizzaioli y que según sus promotores “desempeña un rol esencial en la vida social y en la transmisión entre generaciones”. 


“Para nosotros, es como ganar el Mundial”, reaccionó Gennaro Gattimolo, un pizzaioli de 57 años, con el delantal y las manos cubiertas de harina en su restaurante de Nápoles. Como él, muchos cocineros encendieron sus hornos ayer en esta ciudad del sur de Italia y ofrecieron gratis porciones de pizza a los transeúntes para celebrar el hito. 


Más allá del espectacular manejo de la masa, la elaboración de la pizza es una “habilidad culinaria” que asocia “canciones, sonrisas, técnica, espectáculo” y se remonta al siglo XVI, alegaba la candidatura italiana. 


Cuando las primeras pizzas aparecieron en Nápoles, se trataba de panes concebidos como una manera rápida y barata de alimentar a las multitudes, según el historiador Antonio Mattozzi. La tradición se desarrolló y las primeras pizzerías aparecieron a finales del siglo XVIII. Pero tuvo que pasar casi un siglo para que salieran de Nápoles. 


La práctica culinaria consiste en preparar en cuatro etapas la masa de una pizza y hornearla con fuego de leña. Según la emblemática pizzería Brandi de Nápoles, la masa hecha de harina, agua, levadura y sal debe reposar durante 24 horas antes de ser estirada revoleándola. Luego se esparce encima la salsa de tomate, la mozzarella de búfala y las hojas de albahaca, antes de introducirla en un horno de leña a 485 grados entre 60 y 90 segundos. 


En sus recomendaciones, los pizzaioli advierten sobre todo contra lo que no se debe hacer: estirar la masa con un rodillo, congelar el producto o añadir piña.


“¡Larga vida al arte del pizzaioli napolitano!, símbolo del producto más vendido y consumido en el planeta, la pizza”, declaró en Twitter Pecoraro Scano, exministro italiano de Agriculura.


Según la Coldiretti, principal sindicato agrícola italiano, cinco millones de pizzas son consumidas cada día en Italia, entre una población de 60 millones de personas. El sector representa un volumen de negocios anual de 12.000 millones de euros (14.100 millones de dólares).

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

72
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias