Irina Shayk recupera su figura en tiempo récord tras dar a luz

jueves, 20 de abril de 2017 · 07:18
ABC.ES /
Ante la fotografía que Irina Shayk (31 años) publicó ayer en su cuenta de Instagram, tres semanas después de alumbrar a su primera hija, Lea de Seine, solo cabe el asombro. Parece que la top rusa y actual pareja del actor norteamericano Bradley Cooper no hubiera pasado por un embarazo recientemente, a juzgar por la figura que luce en la instantánea. Aparece con un sensual biquini negro tomando el sol en una piscina, sobre una colchoneta de color rosa con forma de labios y en la que no se refleja ningún tipo de cambio físico en su cuerpo. Como si las transformaciones que sufre un cuerpo tras dar a luz no fuesen con ella.

La fotografía, que ya cuenta con más de 270.000 «me gusta» y casi 800 comentarios hasta el momento, no solo es un buen ejemplo de cómo recuperarse en tiempo récord, sino que, además, con ella muestra las curvas que la han hecho mundialmente famosa en el mundo de la moda y con las que conquistó a hombres tan solicitados como Cristiano Ronaldo -por el que se mudó a la capital de España durante el tiempo que duró su relación de tres años cuando este se convirtió en jugador del Real Madrid- o su actual pareja, Bradley Cooper, con el que lleva desde la primavera de 2015.

Dos días antes de publicar esta instantánea, el ángel de Victoria’s Secret colgaba otra en la que lucía un sexy sujetador de color rosa de Intimissimi -firma de lencería de la que es imagen-, confirmando así su regreso al mundo laboral, no sin antes disfrutar de unos días en California, donde fue vista paseando relajada por Venice Beach con la recién nacida y con Cooper. Su pareja también ha hecho lo propio y ha vuelto al trabajo inmediatamente. Así lo confirmó la cantante Lady Gaga, a través de su red social, con la que compartirá pantalla en «Ha nacido una estrella», una nueva revisión de la película de 1937 y que también supone su debut como director.

Embarazo «fantasma»
Al igual que su recuperación física, su embarazo también ha sido visto y no visto. Tanto Shayk como Cooper son muy celosos de su intimidad y son pocos los detalles que trascienden de su vida privada. Su maternidad no iba a ser una excepción. De hecho, no se conoció la buena nueva hasta dos semanas después del nacimiento de la pequeña, continuando con la discreción rigurosa con la que han mantenido todo el embarazo.

Pese a que su estado era un secreto a voces y que toda la prensa del corazón perseguía a la «top» para ser los primeros en dar la primicia, no fue hasta diciembre del pasado año cuando se confirmó, en el desfile de Victoria’s Secret. En cuanto puso un pie en la pasarela, su incipiente tripita la delató. Ni la bata de seda en tono crema con la que cubrió parte de su cuerpo, o la roja de flecos que lució minutos después, pudieron evitar que el mundo se enterase por fin de que estaba de cinco meses.
 
Durante el tiempo restante de gestación, Shayk intentó por todos los medios evitar que los fotógrafos le sacasen una instantánea en la que se apreciara el más mínimo rastro de su embarazo. Pero ahora, que su figura es la misma de siempre, la modelo ya vuelve a mostrar sus envidiadas curvas en las redes sociales, donde hasta el momento solo colgaba imágenes previas a la maternidad.




AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

106
49

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias