‘Las chicas del cable’, al asalto del mundo

viernes, 28 de abril de 2017 · 07:16
ABC.ES / Helena Cortés
«Las chicas del cable» son desde hoy las más internacionales de España, al menos en la pequeña pantalla. La primera serie española de Netflix, producida por Bambú, llegará a un público potencial de cien millones de suscriptores en 190 países. Las voces de las operadoras de esta ficción ambientada en los años veinte, en nuestra primera compañía de telefonía, se doblarán a una veintena de idiomas.
 
«Es una plataforma muy distinta a las cadenas al uso. Estamos muy nerviosos y expectantes por ver cómo funciona. ¿Quién sabe qué nos traerá? Quizás no nos cambie la vida, o a lo mejor sí. Yo solo espero que la gente lo vea y disfrute», apuntaba Blanca Suárez, una de las protagonistas, en la presentación internacional de la producción en el madrileño hotel Ritz.

Medios Latinoamericanos, españoles, portugueses, franceses y alemanes descubrieron ayer las claves de la serie, de la mano de Suárez y el resto del reparto: Ana Fernández, Maggie Civantos, Nadia de Santiago, Ana Polvorosa, Concha Velasco, Yon González y Martiño Rivas, entre otros.
Siguiendo la estela de producciones como «Velvet» y «Gran Hotel», esta ficción de ocho capítulos, que ya ha sido renovada por una segunda temporada, cuenta la lucha diaria de cuatro mujeres que trabajan en la sede central de la compañía de teléfonos (no se cita a Telefónica) por lograr cierta independencia en una sociedad donde ellas ni siquiera podían tener su propia cuenta corriente.
 
Aunque la serie huye de profundizar en el contexto político, no esquivan temas como el maltrato, la homosexualidad femenina y la conciliación. «Hemos mejorado muchísimo en estos años, estamos comparándonos con los veinte. Queda mucho por cambiar, por supuesto, pero creo que si no somos capaces de ver lo que hemos evolucionado no sabremos avanzar desde un lado positivo. Conocemos lo que falta, está ahí y hay que decirlo, pero también hay que valorar todo el trabajo que hicieron nuestras predecesoras, como estas cuatro mujeres en 1928. Por personas así estamos todas hoy aquí trabajando», reivindica Suárez, que da vida a Lidia, una «superviviente» llena de luces y sombras inspirada en «Marnie, la ladrona», la película de Hitchcock.

Pese a estar ambientada en Madrid, «Las chicas del cable», escrita por Ramón Campos, Gema R. Neira y María José Rustarazo, y dirigida por Carlos Sedes y David Pinillos, no son demasiado localistas: «No se pretende, pero no por ser para una plataforma internacional», explica Blanca Suárez, que también quita hierro a la polémica surgida por la entrevista que les hizo Pablo Motos en «El hormiguero», tildada por muchos de «machista». «Parece que cuando hacemos una historia en España vamos a mostrar siempre el flamenco. No todas las cosas increíbles pasan en Nueva York. Hay cosas flipantes que ocurren aquí. No queríamos mostrar Madrid. Buscábamos una historia de personajes, más universal que local».

Martiño Rivas, por su parte, destaca las dificultades que ofrece seducir al espectador moderno, «con muchas horas de ficción»: «O elevamos la dificultad del juego y nos esforzamos por indagar un poco más o estamos perdidos. Antes había un consumo interno y prácticamente se ceñía a eso, pero hoy vemos series de todo el mundo y necesitas retratar a gente compleja para que se lo crean. Es una necesidad, no es por hacer arte y ensayo».

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

65
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias