Un mendigo hacía reseñas de libros en lugar de pedir limosna

viernes, 28 de abril de 2017 · 07:18
lavanguardia.com/ Guillermina Torresi
En el centro de Johannesburgo (Sudáfrica), concretamente en la famosa Empire Road, el joven Philani Dladla regalaba las reseñas que escribía de los libros que leía. Si sus palabras convencían a los viandantes o a los conductores entonces les vendía el ejemplar leído. El precio oscilaba entre los 70 céntimos y los 7 euros. Los de mayor precio eran siempre aquellos que más le habían marcado.

Su historia empezó así: la madre de Philani trabajaba limpiando y cuidando a personas mayores o niños en sus hogares. Uno de ellos, un hombre anciano, tenía una relación muy cercana con Philani y su madre. Al ver la pobreza en la que vivía esta familia, y como sus bienes no eran excesivos, cuando murió le dejó al joven uno de sus mayores tesoros: 500 libros.

Esa cantidad de ejemplares le abrieron a Philani un mundo nuevo. Su curiosidad se despertó con la lectura y cada vez que terminaba de leer un libro, escribía su opinión, sus sensaciones y las críticas que creía adecuadas. Así lo hizo con las 500 historias.

En ese instante se dio cuenta que todos debían conocer esas narraciones, así que comenzó a promover los libros: "Vi que tenía una misión en la vida, debía regalar esa cultura y dar a conocer a aquellos autores que habían cambiado mi forma de ver el mundo”. Gracias a sus reseñas tuvo la oportunidad de tener unos ingresos que le permitían ayudar a su madre con los gastos.

 "Empecé a tener clientes, conductores que pasaban cada día a por un libro diferente. Muchos de ellos me devolvían los libros para que pudiera revenderlos. En las universidades se enteraron de quién era y venían a regalarme los libros que ya no necesitaban”, cuenta Philani, ahora que su historia a llegado a todos los rincones del planeta.

El joven se hizo conocido gracias a uno de sus clientes: Tebogo Malope. Este jovencísimo director de obras de teatro, criado muy cerca de Johannesburgo, conoció a Philani de casualidad. Malope siempre había soñado con contar historias diferentes y la del vendedor de libros le pareció, sin duda alguna, un relato único. En el vídeo, Philani habla de su pasión por la lectura, su postura sobre el conocimiento y quiénes son sus autores favoritos.

La pobreza no era el único de los problemas de Philani, el joven también tenía una seria adicción a las drogas: "Los libros me salvaron. Ahora quiero ayudar a jóvenes que estén en la misma situación por la que yo pasé”. Su relato se ha convertido en una historia que inspira a los demás.
A partir de aquí, Philani ha dado charlas en TEDx de Johannesburgo y tiene un proyecto de alfabetización que ayuda a los niños de bajos recursos de la ciudad. El joven cuenta, en la actualidad, con una página web personal donde aparece su historia y donde se puede donar dinero para impulsar cada una de sus acciones.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

140
9
Cargando más noticias
Cargar mas noticias