Bolivia ya fabrica prótesis de manos mioeléctricas

Exoesqueletos, férulas y la incursión en el campo de la educación son los proyectos de la empresa tecnológica Lithium. El programa Maki es sólo el inicio.
lunes, 22 de mayo de 2017 · 00:00
Leny Chuquimia /  La Paz 
 
En dos meses  Lithium y su programa  Maki lanzarán la primera prótesis mioeléctrica hecha en Bolivia con piezas fabricadas en una impresora 3D. Debido a que el proceso es realizado en el país, los costos se redujeron en un 96,5%.
 
Daniel Sánchez Linares es el director general de Lithium, un espacio abierto dedicado al uso de la   tecnología de la impresión en 3D para diferentes campos, uno de ellos es la ortopedia. Empezó con una impresora ensamblada por él mismo en la que trabajó los primeros prototipos y con la que dio inicio al servicio.   
 
En La Paz hay al menos ocho empresas similares que trabajan con una a tres máquinas de  tercera dimensión. Además, existen otras dos, como Incerpaz y Faboce que trabajan con esta tecnología de manera industrial para el  prototipado de sus productos. 
 
Maki, la impresión 3D para la ortopedia accesible
 
El programa Maki está centrado en el uso de la impresión 3D para la reducción de costos de dispositivos ortopédicos funcionales, artefactos que en nuestro país deben ser importados. Los primeros prototipos fueron prótesis mecánicas para quienes perdieron la mano. Pronto  extendieron sus pruebas a dispositivos destinados a usuarios que sufrieron  una   amputación del antebrazo.
 
"Cuando empezamos el proyecto hicimos el cálculo de una reducción de entre el 70% y 80%  del costo, pero ya en la práctica nos hemos dado cuenta que la reducción fue del 96,5%. Estamos hablando de una prótesis que por lo general puede llegar a costar por encima de los 5.000 bolivianos y que nosotros la podemos fabricar por menos de 200”, explicó Sánchez.
 
A la fecha Lithium tiene seis prototipos realizados. Pasaron por varias pruebas  que evaluaban el agarre biomecánico, el peso y el desgaste de cada una de las piezas. Las mejoras continuas  dieron paso a cuatro prótesis funcionales entregadas a niños de dos familias con las que trabajan desde  2015. 
 
El costo es de 190 bolivianos. Las pruebas muestran que los primeros desgastes de las piezas  llegan a partir del tercer mes, mientras que en la etapa inicial de la rehabilitación  el plazo se extiende hasta el sexto mes.
 
"Esto porque se están familiarizando y no le dan aún una funcionalidad total”, manifestó el creador de Maki.
 
Sin embargo, la meta es que este lapso de duración sea de un año tal como ocurre con las fabricadas en el exterior y que no siempre son funcionales. Esto  sin que la mejora signifique un incremento del costo actual.
 
"Lo que estamos haciendo ahora en pasar de estas prótesis mecánicas a las mioeléctricas. Nuestros primeros prototipos saldrán en un par de meses para lo que ya tenemos todo listo, desde las piezas hasta los voluntarios que harán las pruebas del dispositivo”, adelantó Sánchez.
 
Caracterizadas por una mayor precisión en su funcionalidad,  estas piezas trabajan con sensores que detectan los impulsos de los músculos pronador y supinador residuales en el brazo. Éstos llegan a una placa de control de motores que ponen en movimiento las articulaciones de los dedos de la prótesis  para abrir y cerrar la mano ortopédica.
 
Entre las  mecánicas y mioeléctricas la diferencia está en el movimiento que acciona la función. En el caso de la mecánica, cuando una persona pierde los dedos o el antebrazo, el dispositivo es colocado como un guante sobre el muñón. El agarre es logrado por  los movimientos de la muñeca o el codo.
 
"La mioeléctrica es mucho más precisa y mucho más útil para personas que tengan una amputación por arriba de la muñeca”, manifestó. Al igual que en las piezas mecánicas, el costo se reducirá en un gran porcentaje.
 
Después de  la  entrega del primer prototipo funcional -que tiene el apoyo de instituciones sin fines de lucro de Estados Unidos e Inglaterra- se espera una prueba de dos meses.  Para septiembre u octubre Maki  abrirá el primer servicio de prótesis mioeléctricas con costo reducido de  23.000 dólares a 1.950.
 
"Y a continuación queremos reducir el costo a 900 dólares y que con el tiempo puedan llegar hasta los 500”, aseguró. 
 
Aspiración en la salud
 
En el campo de la salud, la visión es ambiciosa. Tras el paso a las prótesis mioeléctricas, Lithium quiere incursionar en la fabricación de férulas que reemplacen a las actuales hechas de yeso. Sus tres integrantes piensan en un diseño liviano que permita mayor comodidad para evitar limitaciones en la realización de las actividades diarias.
 
"Queremos hacer prótesis de otras partes del cuerpo. Cuando tengamos una impresora de fibra de carbono, con la que podremos trabajar también con piezas de metal, trabajaremos para los  miembros inferiores”, indicó.
 
Sin duda, la expectativa es alta y la demanda  de otro tipo de ayuda ortopédica  ya ha llegado a Maki.  "Nos han estado pidiendo el trabajo en exoesqueletos para mano”, sostuvo.
 
Este tipo de artefactos están enfocados a personas que no tienen amputaciones o malformaciones de la extremidad pero   presentan problemas de atrofia muscular que impide su movilidad. "De forma personalizada fabricaremos piezas para este exoesqueleto que hará los movimientos por medio microservomotores”, dijo.
 
De momento, el único requisito para acceder a las prótesis del programa Maki de Lithium es que los interesados cuenten con seguimiento médico y un diagnóstico del tipo de dispositivo que requieren. Esto  para ver si alguno de los modelos que tienen es compatible. Las personas interesadas pueden contactarse mediante Facebook.
 
"Maki es un programa muy ambicioso. Hemos visto que la gente de escasos recursos son las que tienen menos posibilidad de acceder a las prótesis. Creo que el punto alto será cuando con una impresora portátil y acompañados de un médico especialista podamos ir al área rural, hacer la revisión y entregarles su prótesis en ese mismo momento”, manifestó Sánchez.  
 
Impresora  amigable
  • Impresora  La impresora trabaja por deposición de material fundido, usa filamentos de termoplástico.
  • Amigable  El plástico usado por Lithium es el PLA de base vegetal. Está hecho de cáscara de maíz compactada y que tras un proceso se convierte en un filamento similar a un alambre que se envuelve en  carretas de un kilo.

AVA, una extensión hacia la educación 

"Estamos pensando en un programa que integre esta tecnología a la educación”, manifestó el director general de Lithium, Daniel Sánchez Linares. El Programa   AVA (Aula Virtual y Aumentada) es el  instrumento para lograrlo.
 
El eje central es la introducción de tecnologías disruptivas -como impresión 3D o la realidad virtual y aumentada- a las aulas para cambiar el paradigma de la educación. Para cambiar la lógica de consumir a la de crear.
 
"Y para eso la impresión 3D es lo ideal. Cuando tienes en mente el objeto,  ya sea para jugar o por necesidad,  lo primero que piensas es en ir en busca de uno para comprarlo. Pero con la impresora  en casa o en la escuela,   uno decide el color, la forma, el tamaño o cualquier característica para  fabricarlo y que pase de la mente a la computadora y a las manos”, dijo.
 
Este es el proceso que Lithium desea incentivar en  los niños desde muy temprana edad, como una alternativa para la creación y uso de la tecnología en beneficio propio y de la sociedad.
 
Pero el alcance de esta tecnología va más allá. Con ella    es fácil trabajar en prototipos de piezas y repuestos de todo tipo, un proceso previo a toda fabricación en masa. 
 
"El campo de trabajo es amplio. Se puede usar en arquitectura, en joyería  para reemplazar los moldes que ahora son tallados en cera. También es usado en medicina para la bioimpresión y en toda la parte de marketing para hacer tarjetas u otros implementos”.
 
Al ser un espacio abierto, Lihium  brinda un servicio a todo aquel que requiera de la impresión 3D en cualquier campo. Trabaja desde el diseño según las necesidades de los usuarios y  además brinda asesoramiento para el uso o adquisición o puesta en marcha de esta tecnología.
 
 
 
 
 
 


Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

74
3
Cargando más noticias
Cargar mas noticias