Felipe, el consorte de Isabel II, abandona la vida pública

Según ha admitido, le hicieron falta años de tanteo y aprendizaje hasta encontrar su lugar en el corazón de los británicos, pero hoy tiene mucha popularidad.
viernes, 5 de mayo de 2017 · 00:00
AFP / Londres

    Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II de Inglaterra, que cumplirá 96 años en junio, abandonará los compromisos públicos en otoño (boreal) tras siete décadas de fiel servicio, anunció el palacio de Buckingham.

"Su Alteza Real el duque de Edimburgo ha decidido que no atenderá compromisos públicos a partir de otoño de este año”, afirma un comunicado, que precisa que Felipe contó "con todo el apoyo de la reina” al tomar su decisión.

El príncipe Felipe atenderá los compromisos previamente acordados entre ahora y agosto, tanto individualmente como acompañando a la reina. Luego, el duque no aceptará nuevas invitaciones, aunque "podría elegir participar en ciertos actos públicos de vez en cuando”.

En cambio, "Su Majestad continuará cumpliendo con un programa completo de compromisos oficiales con el apoyo de miembros de la Familia Real”, concluye el comunicado.

"Es mi roca. Ha sido mi fuerza y mi sostén”, dijo en 2011 la reina, poco inclinada a las muestras de cariño en público. Ese año, el duque de Edimburgo cumplió 90 años y soltó: "Es mejor desaparecer que alcanzar la fecha de caducidad”. 

Felipe de Edimburgo e Isabel II Se casaron el 20 de noviembre de 1947, cinco años antes de que su esposa fuera proclamada reina. Si ella ostenta el récord de longevidad en el trono, él es el príncipe consorte que más tiempo ha servido. 

Como tal, lleva toda la vida andando dos pasos por detrás de su mujer. En la actualidad, seguía vinculado a 780 fundaciones, según el comunicado del palacio de Buckingham.

El anuncio pone fin a una noche de especulaciones sobre la salud de la pareja real, iniciada con la noticia de que todo el personal de Isabel II había sido convocado al palacio de Bunckingham para un anuncio de urgencia.

La primera ministra británica, Theresa May, expresó su "más profunda gratitud” al príncipe.

"En nombre de todo el país, quiero expresar nuestra más profunda gratitud y buenos deseos a Su Alteza Real el duque de Edimburgo”, afirmó May.

"Desde su firme apoyo a la reina, a sus inspiradores Premios Duque de Edimburgo, y al patronazgo de cientos de organizaciones caritativas y buenas causas, su contribución a nuestro Reino Unido y al mundo en general, nos beneficiará  a todos durante años”, agregó.

El duque

El principal valor de este antiguo oficial de la Marina Real, destinado a una gran  carrera militar hasta que su esposa ascendió al trono, es ser "el único hombre del mundo que trata a la reina como un ser humano, de igual a igual”, afirmó una vez Lord Charteris, exsecretario privado de Su Majestad. 

Alto, tieso y delgado, pocos han lucido los trajes de Savile Row con la misma elegancia. Alejado cuando lo exigía el protocolo, Felipe ha asumido con mejor o peor disposición su papel secundario en el reinado. 

Según ha admitido, le hicieron falta años de tanteo y aprendizaje hasta encontrar su lugar en el corazón de los británicos, pero hoy disfruta de un índice de popularidad alto, como su esposa.

 El miércoles, un día antes del anuncio, inauguró una nueva grada en el histórico estadio Lord’s de críquet de Londres presentándose como el "descubridor de placas más experimentado del mundo”, haciendo gala de una socarronería legendaria.

Tataranieto de la reina Victoria como la propia Isabel, y de ascendencia alemana, el duque nació el 10 de junio de 1921 en la isla griega de Corfú, como príncipe de Grecia y de Dinamarca, quinto hijo y único varón de la princesa Alicia de Battenberg y del príncipe Andrés de Grecia.

"Creo que ya he cumplido con mi parte”, dijo en una entrevista con la BBC en 2011, cuando cumplió 90 años y anunció ya que abandonaba el patronato de algunas fundaciones.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
49
Cargando más noticias
Cargar mas noticias