Reaparece en París un cuadro de Pissarr

Familia del coleccionista pide colocar la obra en depósito para iniciar proceso.
domingo, 7 de mayo de 2017 · 00:00

AFP  / París

  Confiscado bajo la ocupación alemana, un cuadro del impresionista Pissarro volvió a aparecer con motivo de una exposición en el Museo Marmottan de París. Los descendientes de un coleccionista judío expoliado en 1943 solicitan que permanezca en Francia y quieren que les sea restituido.

 Recogiendo guisantes, una pintura al gouache elaborada en 1887 por Camille Pissarro, el "primer impresionista”, era uno de los 93 cuadros de la colección de Simon Bauer. Este gran aficionado al arte, nacido en 1862, hizo fortuna en el sector del calzado y finalmente revendió su negocio a los 40 años. Entonces se dedicó a pasar el tiempo "viajando por el mundo entero” para "cultivarse”, él que no había estudiado, cuenta su nieto, Jean Jacques Bauer, de 87 años.

 Simon Bauer fue internado en  1944 en el campo de concentración de Dracy, en la región parisina, y escapó a la deportación y la exterminación gracias a una huelga ferroviaria. Un año antes, su colección fue confiscada y vendida por un mercante de cuadros nombrado por el Comisariado de Cuestiones Judías del régimen de Vichy. Cuando fue liberado en septiembre de 1944, Bauer comenzó a buscar sus cuadros. Sin embargo, a su muerte en 1947, solo había conseguido recuperar una pequeña parte de la colección. Sus descendientes continuaron con la búsqueda. Su nieto Jean Jacques Bauer supo recientemente que esta obra está expuesta en el museo Marmottan con motivo de la retrospectiva consagrada a Pissarro. El lienzo ha sido prestado al museo parisino por una pareja estadounidense, los Toll, que lo compraron en 1995 en la casa Christie’s de Nueva York.

Los descendientes de Simon Bauer le perdieron la huella hace 50 años. En 1965 supieron  que dos lienzos, entre ellos Recogiendo guisantes, fueron vendidos de contrabando. Pusieron el caso en manos de la justicia pero el juez ordenó la apropiación y el mercante norteamericano que acababa de comprarlos, pudo irse con ellos. Más tarde, en 1966 fueron vendidos por la casa Sotheby’s en Londres. El viernes, Jean Jacques Bauer solicitó al Tribunal de Alta Instancia de París que la obra sea colocada bajo depósito para iniciar un proceso y que la propiedad de la obra sea zanjada. Mientras tanto "es necesario que este cuadro se quede en Francia”, estimó su abogado, Cédric Fischer.

El matrimonio Toll se opone al bloqueo de la obra. La justicia se pronunciará el 30 de mayo.
 
Mecenas del museo de la Shoah, Washington, y del museo de Tel Aviv "ignoraban” que el lienzo hubiera sido expoliado.

El museo Marmottan, está de acuerdo con mantener en depósito la obra hasta el final de la exposición, que será el 2 de julio.

 Para reivindicar la propiedad de la obra, los Bauer se apoyan en una ordenanza de 1945 que declara nulos los actos de expoliación, señaló su abogado.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
50
Cargando más noticias
Cargar mas noticias