Brigitte Macron, la poderosa primera dama en el Elíseo

martes, 9 de mayo de 2017 · 07:23
ABC.ES /
Su omnipresencia durante toda la campaña electoral francesa ya dejaba entrever que, de llegar al Palacio del Elíseo, Brigitte Trogneux ejercería un papel mucho más notable y visible que el de sus antecesoras. Y efectivamente, así será. El recién elegido presidente Emmanuel Macron ha anunciado que la primera dama tendrá un «estatus oficial» y un rol destacado, algo insólito en la historia de la V República francesa. Esta mujer de 64 años, natural de Amiens, con un estilo chic moderno que recuerda a las mujeres que Woody Allen retrata a menudo en sus películas, está dispuesta a revolucionar el escenario político galo.

«Ella controlaba absolutamente todo: su agenda, sus discursos, su vestuario... Si alguien quería sacarse una foto con Manu (como le conocen en el ámbito privado) no tenían que hablar con el jefe de campaña, sino con su mujer», ha explicado un amigo del matrimonio. Ningún asesor se ha esforzado nunca en tratar de ocultar esa influencia, sino más bien lo contrario. Durante los últimos meses, Macron se desmarcó del resto de candidatos por ser el único que acudía con su pareja a los mítines. Tampoco faltaron los elogios y las palabras de cariño durante sus discursos.
 
«Sin ella, yo no estaría hoy aquí», declaró el líder de «En Marche!» tras conocer los resultados de la primera vuelta. Antes de saborear esta primera victoria, ya había dejado claro que no estaba dispuesto a que su esposa quedase relegada a un segundo plano. «Su lugar no estará detrás ni escondido, ni en Twitter (haciendo alusión a Valérie Trierweiler expareja de Hollande) sino a mi lado, donde siempre ha estado. Es necesario que la figura de primera dama tenga un papel, que sea reconocida», destacó en una entrevista en un canal de televisión francés.

De esta forma, ya avanzó su deseo de instaurar un «estatuto de primera dama o de primer caballero» que formalmente no está recogido en la Constitución. Solo una ley de 1955 alude expresamente a la figura de la pareja del jefe de Estado y para recoger que, en caso de fallecimiento de un expresidente, su mujer o marido podrá quedarse con la mitad de la pensión.
Se desconoce aún cuáles serán las funciones que se le atribuirán a Brigitte en el Elíseo. Algunos especulan con que podría dedicarse a temas sociales, culturales o feministas. Lo que sí ha dejado claro el político centrista es que su remuneración no saldrá del bolsillo del contribuyente.

Historia de amor
No hay duda de que el tándem Brigitte-Macron ha funcionado a las mil maravillas durante la campaña y ha surtido un efecto positivo entre el electorado. Gracias a ella, el político proyectó una imagen más cercana y comprometida. Su atípica historia sentimental ha sido relatada una y otra vez en todos los medios europeos durante las dos últimas semanas. No deja de ser un amor que fascina. La diferencia de edad, la relación maestra-pupilo, las adversidades iniciales...
 
Macron tenía solo 16 años cuando sucumbió a los encantos de su profesora de latín y lengua francesa en el liceo jesuita de La Providencia, en Amiens. Ella, de 40, estaba casada con un banquero, André Auzière, y era madre de tres hijos, que rondaban la edad de su alumno, un estudiante brillante. Un amor imposible que solo el tiempo lograría recomponer. Se enamoraron, se separaron temporalmente y volvieron a reunirse en París. Él ya adulto y ella separada. Se casaron en 2007. ¿Sobrevivirán al Elíseo?





Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

114
6

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias