El recogedor de basura que montó una biblioteca

Durante años rescató libros de los desechos. Hoy su colección gratuita, llamada La fuerza de las palabras, tiene unas 25.000 obras.
jueves, 8 de junio de 2017 · 00:00
AFP / Caracas

Desde hace dos décadas José Alberto Gutiérrez conduce un camión de basura por las grises y frías calles de Bogotá. Además de desechos, ha recogido miles de libros que agolpó en su casa, convertida en una biblioteca gratuita. 

"El señor de los libros”, como es conocido en Colombia, tiene 54 años, es robusto, canoso y de hablar pausado. Hace un cuarto de siglo se unió a una empresa de aseo y en 1997 tuvo un hallazgo "hermoso” que cambió su vida. 

"Me di cuenta de que botaban los libros a la basura y comencé a rescatarlos”, dijo a la AFP. El primer "rescatado” fue un ejemplar de  Ana Karenina  de León Tolstoi, que encontró en una caja con docenas de textos. 

De a poco empezó a llevar novelas, cuentos, poesía y escritos educativos a su casa, en una loma del barrio obrero Nueva Gloria, en el sur de la ciudad. Con el pasar de los meses se fue "llenando” de ejemplares de El principito, El mundo de Sofía, La Ilíada y obras de Gabriel García Márquez. 

Sus vecinos empezaron a visitar su residencia buscando textos para que sus hijos pudieran hacer las tareas. "Había una falencia en el barrio y comenzamos a atenderlos”, apuntó.
 
Entonces, en 2000, junto a su esposa Luz Mery Gutiérrez y sus tres hijos abrió, en los 90 metros cuadrados del primer piso de su casa, una biblioteca gratuita que bautizaron La fuerza de las palabras. 

En principio era atendida por los Gutiérrez, pero con el éxito de la iniciativa, se unieron voluntarios locales y extranjeros. "Creo que somos la única biblioteca del mundo donde vienen a pedir un libro prestado y se lo regalamos”, señaló. 

Además, como muchos ejemplares hallados en la basura estaban en mal estado, su esposa, dedicada a la confección, creó un "hospital de letras”. "Los libros que vemos interesantes o que vienen enfermitos o cualquier cosa, entonces ella los consiente y los arregla”, explicó.
 
"La fuerza de las palabras” comenzó a hacerse conocida en el continente y a José Alberto lo invitaron a las ferias del libro de Santiago, Monterrey y Bogotá. Con el reconocimiento recibió también cientos de donaciones. 

La mayoría de textos ya no llegaba por hurgar residuos. "Tenemos una maldición bonita: entre más libros regalamos más libros nos llegan”, sostuvo. Cientos de ejemplares se fueron acumulando en casa de los Gutiérrez, que parece un laberinto de millones de hojas. 

Las sesiones que organizaban para que los niños fueran a leer tuvieron que suspenderse por falta de espacio. Y la biblioteca, que actualmente tiene unas 25.000 obras, solo abre cuando suena el timbre. 

Entonces, decidieron empezar a recorrer Colombia regalando ejemplares en zonas deprimidas o alejadas. Maestros de escuelas públicas los llaman para pedirles ayuda. Así, han llegado a 235 puntos del país. 

"Es el éxito de nuestro proyecto”, explicó Gutiérrez, quien mantiene la iniciativa con donaciones y dinero propio.

El amor de José Alberto por la lectura vino por su madre, que le leía todas las noches las historietas del superhéroe Kalimán.  

 
 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

127
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias