Cómo alcanzar el éxtasis con orgasmos expandidos

viernes, 9 de junio de 2017 · 07:08
elmundo.es/ Ana Sierra
La principal función de la sexualidad es la obtención de placer. Situando ésta incluso por encima de la reproductiva, por estar más presente a lo largo de nuestras vidas. Quizá le sorprenda, sin embargo, no siempre que la utilizamos deseamos reproducirnos pero sí, todas ellas, disfrutar.
En ocasiones deseamos ir más allá. Gozar más elevando el placer al máximo. Podemos realizar diversas prácticas o relacionarnos con diferentes personas en busca del éxtasis absoluto.
 
Imagine sentir el orgasmo, pero no sólo en sus genitales, sino en cada uno de sus órganos y en cada centímetro de su piel. Sintiendo un enajenamiento sensorial extraordinario.
Pero pocas veces pensamos que es posible que exista algo más allá del orgasmo. ¿En qué se diferencia del orgasmo convencional? Luis Duro, sexólogo, coach y facilitador de tantra y tao sexual, habla de expansión orgásmica.

"En los orgasmos normales, el pulso cardíaco se acelera y aumenta la tensión muscular. Por el contrario, en el orgasmo expandido se pasa de un estado de excitación a otro de relajación, en el que se vuelve a un ritmo cardíaco normal. Este tipo de orgasmo en considerado por muchos como un estado de energía sexual alterada. En este estado se experimenta el éxtasis a través de estados de conciencia superior. A pesar de existir técnicas para conseguirlos, el orgasmo expandido aparece más por la sensación de dejarse llevar".

Una sensación en todo el cuerpo
Según transmite el experto, los analistas bioenergéticos diferenciaron dos términos que normalmente se consideran sinónimos, como clímax y orgasmo. Para ellos el clímax era el producto de las contracciones musculares que se producen en los genitales y el orgasmo, el producto de las contracciones que se producían por todo el cuerpo. Precisamente esta última sensación corporal es la que, en las prácticas taoístas y tántricas, se denomina orgasmo extendido u orgasmo por todo el cuerpo.

Los primeros en definir un método para conseguir un estado de orgasmo sexual expandido fueron Alan y Donna Brauer. Postularon las características definitorias del orgasmo expandido, las sensaciones energéticas y las contracciones en todo el cuerpo. Y proponían, como clave principal para conseguir este tipo de orgasmos, la respiración. "La respiración es nuestro enchufe con la vida, con el Universo", afirma Duro. "Cuando nacemos, nos suelen dar un golpecito para comenzar esa conexión que, durante el tiempo en el que nadábamos en el líquido amniótico, no se producía. Aprendiendo a respirar adecuadamente podemos conseguir trascender lo sexual y conseguir orgasmos expandidos u orgasmos por todo el cuerpo", afirma.

Las diversas miradas sobre la expansión orgásmica
Son muchas las culturas, y muchos los científicos, que han definido este tipo de prácticas.
Tantra: La prácticas tántricas lo definen como el despertar de la kundalini, esa serpiente metafórica dormida que reside en el segundo chakra y activa los mecanismos de la iluminación. Para Duro, estas prácticas "buscan activar los puntos energéticos, calmar la mente, aquietar las emociones y alcanzar un elevado estado de conciencia". Y nos descubre su recorrido: "Sube verticalmente por la columna vertebral a través del fluido espinal, pasando por los chakras, hasta el cerebro. Cuando la energía llega al séptimo chakra se produce el Satori o iluminación, y la trascendencia del ego. En este momento se fusionan cuerpo y espíritu, Shiva y Shakti, se rompe la dualidad, y principio masculino y femenino se tornan uno".

Psicoanálisis: Según Duro, Freud lo definió como libido o inconsciente, como la transformación energética de las tensiones somáticas que proceden de las pulsiones sexuales. Para Jung la libido era la fuerza o impulso vital, como el 'Élan vital', del filósofo francés Henri Bergson en su obra La evolución creadora. Una energía indiferenciada no meramente sexual.

"Para encontrar este tipo sensaciones no hay que buscar nada, no se persigue el placer sino el éxtasis", matiza. El cuerpo tiene que estar relajado, el plexo solar blando y relajado, y permanecer absolutamente presente. "Se persigue la unión del principio masculino y femenino interior y la unión de ambos que suprima esta dualidad".

Tao: "Según los taoístas existe una energía vital, chi, responsable de nuestra salud y estilo de vida" y matiza, "es el mismo concepto que en otras culturas se define con otros nombres, ki (japonesa), prana (india) o ruach (hebrea)". Duro aconseja que, para tener una vida plena, tenemos que conservar y aumentar nuestro nivel de energía en la medida de lo posible. Eso se consigue mediante el equilibrio cuerpo, mente y espíritu.

La órbita microcósmica
Para ponerlo en práctica, Luis Duro considera necesario que conozcamos información básica sobre cómo funciona la energía en nuestro cuerpo. Para el taoísmo existen tres centros energéticos fundamentales. Uno superior ubicado en el entrecejo, relacionado con la energía mental, otro en el centro medio, relacionado con el plexo solar y cardíaco y vinculado con el plano emocional, y el Tan tien inferior, situado en el centro del cuerpo. Este es el lugar donde se genera y almacena la energía chi.

Para ellos existen dos canales energéticos, anterior y posterior, por los que se hace circular la energía sexual. Se utiliza esta energía, ching chi, y la respiración abdominal para elevar la energía por el canal posterior desde del Tan tien inferior, bajarla posteriormente por el canal anterior y hacerla girar. De esta forma se obtiene el orgasmo por todo el cuerpo, que se extiende por el organismo haciendo circular la energía orgásmica por una ruta corporal que los taoístas definieron como órbita microcósmica.

"Esta práctica permite acceder a un estado de alegría y conciencia expandida que puede durar horas", asegura Duro, "y ayuda a mantener los niveles de oxitocina sin producir altibajos de dopamina y prolactina, aumentando los niveles de energía y produciendo relajación".

Además, tanto en el hombre como en la mujer, la importancia de la fuerza de su músculo pubococcígeo, en el suelo pélvico, incide de forma importante en la calidad de sus orgasmos. De modo que, en el caso del hombre, son igualmente aconsejables los ejercicios de Kegel, de tensión y relajación del mismo. Esto mejoraría, tanto su vida sexual, como la obtención de mejores orgasmos y la prevención de la incontinencia urinaria.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

129
52

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias