Tatuajes electrónicos para vigilar salud de los pacientes

Permitirán “monitorizar” la salud del usuario en varios aspectos que van desde la actividad muscular hasta la temperatura corporal.
martes, 20 de noviembre de 2018 · 00:04

EFE  / Guarda, Portugal

Imprimir con un costo mínimo tatuajes electrónicos para que los médicos puedan controlar la salud de sus pacientes será posible en breve gracias al proyecto de un grupo de científicos de las universidades de Coímbra (Portugal) y Pittsburgh (EEUU).

La iniciativa surgió del joven científico iraní Mahmoud Tavakoli, quien  trabaja para el Instituto de Sistemas y Robótica de la Universidad de Coímbra, en la región centro de Portugal.

Los tatuajes electrónicos que se colocan en la piel tienen ahora un costo elevado, pero el nuevo sistema simplifica el trabajo y sólo requiere una impresora 2D y tinta “autoconductiva”, explica  el científico, quien  ha patentado la idea, aunque aún trabaja en la fase de pruebas en laboratorio. Los tatuajes se pueden imprimir con una impresora de inyección y “su precio será de unos 50 céntimos de euro, nunca más de un euro”, asegura.

“Ya no es preciso que estos tatuajes –que son circuitos electrónicos– sean impresos en laboratorios especializados y, además, son eliminados una vez que se lava el cuerpo”, ya que son como las calcomanías de los niños, continúa.

Una vez colocados en el cuerpo, permitirán “monitorizar” de forma constante la salud del usuario a través de diferentes parámetros, que van desde la actividad muscular, a la temperatura corporal, el ritmo cardíaco y la actividad cerebral hasta, incluso, las emociones.

Otra de las novedades es que son “elásticos” a diferencia de los actuales, cuyos componentes electrónicos se deterioraban a medida que el tatuaje se usaba y se estiraba.

Los nuevos circuitos están compuestos por nanopartículas de plata revestidas con metal líquido y tienen una elasticidad que permite estirarlos hasta el doble de su tamaño sin que pierdan conductividad.

Tras la patente, el siguiente paso será su validación para su uso en pacientes, ya que, hasta la fecha, todas las pruebas han tenido carácter experimental.

Según Mahmoud Tavakoli, este proceso tendrá una duración de, al menos, tres años, porque son necesarios numerosos ensayos clínicos antes de su comercialización. Otro de los objetivos que persigue será colocar estos sistemas dentro de la piel y del cuerpo humano.

Su utilidad podría llegar a “personas con lesiones en la médula espinal que no pueden andar”, describe el científico iraní, “puede colocarse en la zona dañada para que sea estimulada con el fin de que los nervios vuelvan a funcionar”. “Colocamos un tatuaje electrónico en el antebrazo de una persona con una prótesis de mano y comprobamos que se pueda controlar utilizando las señales de los músculos recibidos por el tatuaje y que la mano se abra o cierre”, explica.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

62
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias