Palacio de Sal de Uyuni, entre los hoteles más estrafalarios

Estos alojamientos están construidos en el creciente mercado de viajeros y turistas que quieren vivir una experiencia totalmente distinta de la convencional.
viernes, 01 de junio de 2018 · 00:10

Agencias  /  Buenos Aires

 La mayor parte de los turistas o viajeros de negocios sólo buscan un lugar para pasar la noche cómodamente. Para ellos están los hoteles convencionales, que pueden variar en la calidad de sus prestaciones, pero que no difieren en lo esencial.

Sin embargo, para aquellos que quieren vivir una experiencia completamente distinta, también hay un mercado. No son muchos, pero hay en diferentes partes del mundo. Son hoteles curiosos, diseñados para sorprender a sus huéspedes y brindarles una estadía verdaderamente especial.

En un lugar privilegiado de esta lista se encuentra el  Palacio de Sal. Ubicado en el Salar de Uyuni, este alojamiento  está enteramente hecho de sal.

 El Skylodge   Adventure Suites  en Cusco, Perú.
  Infobae

Algunos de los otros hoteles son el   JumboStay (Estocolmo, Suecia). Está en el Aeropuerto Arlanda,   montado dentro de un Boeing 747-200 que fue decomisado años atrás o el Hotel de Vrouwe van Stavoren (Stavoren, Holanda). Las habitaciones eran originalmente enormes toneles de vino.

Asimismo podemos encontrar al Quinta Real Zacatecas (Zacatecas, México) que era una antigua plaza de toros, construida en el siglo XIX. Las habitaciones están situadas en torno a la arena. 

Otros ejemplos curiosos son el No Man’s Fort (Portsmouth, Reino Unido) que  era un importante fuerte, construido en el siglo XIX sobre el mar, lo cual permite a los huéspedes apreciar un paisaje increíble

Treehotel: cada habitación es una casa del árbol.
 Infobae

The Dog Bark Park Inn (Idaho, Estados Unidos). Lo que sobresale de este Bed & Breakfast es que toda la estructura tiene la forma de un perro gigante de raza beagle. 

En Perú esta el Skylodge Adventure Suites (Cusco) ubicado en el Valle Sagrado de los Incas. Es pequeño, pero dormir en sus cápsulas colgantes y transparentes genera la sensación de que uno está en el aire. Para llegar a ellas hay que escalar 400 metros

Huettenpalast (Berlín, Alemania). Funciona dentro de una vieja fábrica de aspiradoras, convertida en un curioso hotel en el que hay casas rodantes que funcionan como habitaciones.

Windmill Cley (Norfolk, Reino Unido). Era un antiguo molino de viento, construido en el siglo XVIII, que se convirtió en hotel en la década de  los años 80.

La lista continúa, con hoteles cuyas habitaciones cuelgan del cielo o que se encuentran en el fondo de una mina abandonada, ofreciendo a los huéspedes experiencias únicas.

   Hotel Quinta Real   está  construido en una plaza de  toros.
Infobae

 

26
4

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias