En Indonesia, los vivos conviven con difuntos

En la isla Sulawesi, la gente cree que una persona no muere realmente hasta que se realice el gran funeral.
domingo, 03 de noviembre de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Las familias de  la isla Sulawesi, de Indonesia,  creen que una persona no está realmente muerta hasta que se realice el gran funeral que merecen. Por esto, conviven con los cadáveres “momificados”, como si fueran enfermos. Los cuidan, alimentan y duermen con ellos hasta que puedan pagar el tradicional  evento.

  El segundo hijo mayor de una familia, Jamie, entra a la habitación con una bandeja y camina en silencio. “Aquí está tu arroz, papá. Aquí está tu pescado. Aquí están los chiles ”, dice. Elisabeth, la esposa,  dice suavemente: “despierta, es hora de tu cena”, narra el reportaje de Amanda Bennett,  periodista de National Geographic. Ella comenta que la escena sería conmovedora si  el hombre  no hubiese muerto  dos semanas atrás. 

Los amigos  de quien en vida fue  Debora Maupa.

El cadáver, que fue tratado para preservarse, yace inmóvil en una cama doble de madera, con una manta roja estampada debajo de la barbilla. Sus familiares lo atienden, porque  para ellos “está enfermo”.

El difunto se llama Petrus y se mantendrá en casa, como sucede en muchas otras familias de   la periferia de la ciudad de Rantepao, en las remotas tierras altas de la isla  Sulawesi. 

“Hacemos esto porque lo amamos y lo respetamos mucho”, dice Yokke. Elisabeth agrega: “Antes, solíamos comer juntos. Todavía está en casa, debemos alimentarlo”. 

Los tratamientos con formalina (formaldehído más agua) poco después de la muerte hacen que el cuerpo no se pudra, sino se momifique. 

Así, resguardarán el cuerpo hasta poder pagar el costoso funeral. La tradición consiste en que se sacrifique  búfalos. Esto sirve como “vehículo para el más allá”. en el evento participa mucha gente del pueblo.

Acomodan  los lentes a un hombre que murió  a los 65.

 Hasta que se pueda realizar el evento, los cuerpos pueden permanecer en la casa de la familia durante semanas, meses o años. Los alimentan, cuidan,  como si estuvieran vivos.

Aún después de al fin despedirlos de casa, algunas familias continúan la relación con los muertos. A través de una ceremonia llamada Ma’nene’ o “segundo funeral”. Para ello  las familias sacan a sus antepasados cada pocos años y les cambian de ropa y limpian sus cuerpos.

 

3
16

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias