Tras el ataque a El Pueblito, el turismo sufre fuerte caída

Hace un mes, una turba destrozó los parabrisas de diez vehículos que estaban estacionados en las aceras. Se afectó a nueve casas de estilo colonial.
domingo, 15 de diciembre de 2019 · 00:04

María Mena M./ Cochabamba

El Pueblito, el único barrio turístico colonial de la ciudad de Cochabamba, no es el mismo desde el 29 de octubre, cuando  un grupo de militantes masistas irrumpieron violentamente destrozando todo a su paso. Los vecinos aún no se reponen, viven con temor y con las consecuencias que dejó ese brutal ataque.

El daño económico aún no fue cuantificado. Pero las imágenes de las cámaras de seguridad, que  registran  los destrozos de  10 vehículos y   11 viviendas,  quedaron. Ese día, los agresores trataron de destruir las pruebas.

Sin embargo, pese a que existen suficientes pruebas de los actos vandálicos, los vecinos aún no pueden interponer un caso. “En la Policía  se niegan a hacer la recepción de  la denuncia”, lamentó Daniel Vargas, vecino de El Pueblito y presidente de la OTB Tupuraya.

“Al día siguiente del ataque, cuatro propietarios de los vehículos afectados fueron a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen a presentar la denuncia, pero de allí les derivaron a Diprove y luego a la EPI Norte. En ningún lado les han recibido la denuncia”, dijo Vargas. 


Un vehículo  dañado en la zona de El Pueblito. 
Foto: Carlos López

Teme que exista protección o dilatación del proceso.  Y es que  los responsables son militantes del gobierno del MAS.

La turba destrozó y rompió los vidrios y parabrisas de los 10 vehículos que estaban estacionados en las aceras. Se llevaron todo objeto de valor que encontraron dentro. Dañaron los portones de dos casas y afectaron a otras nueve.

“Empezaron a golpear con palos a los autos de la nada, sin motivo alguno. Son la gente que vino de Sacaba”, dijo Vargas.

Desde entonces, los vecinos han optado por medidas de seguridad para precautelar sus viviendas y su integridad física, más aún porque El Pueblito es una zona de tránsito para las movilizaciones, ya que está próximo al puente de la Muyurina.

Piedras  atadas a petardos se hallaron en la zona.

Los turistas se fueron

El Pueblito está ubicado en la zona de Tupuraya, al noreste de la ciudad de Cochabamba, entre las avenidas General Galindo y Uyuni. Las casas y todo el barrio aún conservan el diseño y la arquitectura colonial.  El pasado se hace   visible en los balcones, los tejados y las tradiciones de antaño que reviven en actividades culturales y artísticas.

Hay restaurantes donde se sirve comida típica de la Llajta: como el chicharrón, el charque y el pique. También se   conservan las típicas chicherías cochabambinas que instalan en sus puertas las banderas blancas en alto.

Una de las  calles de El Pueblito, los días del conflicto.

“Ir a El Pueblito para servirse un chicharrón con chichita es lo más delicioso que puede haber. Lástima lo que le  sucedió, pero muy pronto se va a reponer y volverá  a lo que era”, dijo Nelson, un cliente y visitante frecuente de El Pueblito.

Era habitual y permanente la presencia de  visitantes en sus calles. Se sacaban fotos y disfrutaban de un agradable paseo por sus calles y pasajes.

Pero, desde el 29 de octubre algo cambió. En la avenida General Galindo está el ingreso principal, el portón  con diseños coloniales está cerrado y solo habilitaron un paso peatonal. 

La otra entrada, en la avenida Uyuni, también está cerrada y rodeada con alambres de púas. Aunque se ha reforzado la seguridad, El Pueblito no está aislado. Se puede ingresar “de costadito” por los portones.

Antes no era así. Ambas puertas permanecían abiertas a todos los visitantes, sobre todo a los turistas. Ahora, muy poca gente visita ese barrio colonial debido al paro, a las movilizaciones y al vandalismo desatado hace dos semanas, aseguraron algunos vecinos que prefirieron guardar su nombre en reserva.

En las aceras no hay ni un solo vehículo estacionado y todas las ventanas están cerradas. Hay miedo. En la única plaza, donde se divisa una Glorieta, no hay  personas caminando o tomándose fotos. 

Vargas tiene esperanza de que una vez los conflictos sociales lleguen a una solución, El Pueblito vuelva a recuperar la imagen turística y acogedora que siempre la caracterizó.

 

 

7
66
Cargando más noticias
Cargar mas noticias