Un hospital mexicano atiende a niños con perros y juegos

Muchos han sufrido meses con sus terapias, otros aún están hospitalizados o en fase terminal y son enviados a este sitio para aliviar un poco su dolor.
miércoles, 13 de febrero de 2019 · 02:04

EFE  / Guadalajara, México

Con perros adiestrados, juegos y un espacio colorido, los niños con enfermedades incurables reciben ayuda para reducir su dolor y mejorar su rehabilitación física en un hospital público en Guadalajara, en el oeste de México.

La Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Civil de Guadalajara, única en su tipo en este país, acoge a 11.000 niños al año con la meta de mejorar su calidad de vida para que tanto ellos como sus familiares encuentren un poco de paz.

La doctora Yuriko Nakashima Paniagua, coordinadora de la unidad, explica a EFE que aquí se atienden menores con enfermedades como cáncer, quemaduras, insuficiencia renal, cardiopatías, trastornos neurológicos, así como bebés prematuros y con malformaciones congénitas graves.

La unidad luce más como un área de juegos que como un área hospitalaria; la luz, los colores y la aromaterapia inundan un ambiente pensado para que los niños se sientan tranquilos nada más cruzar la primera puerta.

Aquí llegan los pacientes “que nadie quiso atender” por lo avanzado de su enfermedad, o “a los que ya no les queda más esperanza”, asegura la especialista.

Muchos de los pequeños han sufrido meses con sus terapias, otros aún están hospitalizados o en fase terminal y son enviados a este sitio para aliviar un poco su dolor y recibir acompañamiento psicológico.

“Cuando llegan los pacientes de primera vez muchas veces vienen asustados con temor por no saber a dónde van. A muchas personas el término de cuidados paliativos no les encanta porque creen que sólo es para pacientes que van a fallecer, y eso es una equivocación”, indica.

El personal médico los recibe con paciencia para luego conducirlos a sus terapias mediante juegos, música y hasta un carro a control remoto que circula por los pasillos adornados como si éstos fuesen una carretera.

El gesto de dolor infantil poco a poco se transforma en una sonrisa y el brillo en los ojos de los pequeños regresa sin importar si los médicos los inyectan, les colocan sueros, les hacen exámenes o tienen que estar en una camilla.

La atención digna y el cariño que se entrega en esta unidad hacen que se olviden un rato de su enfermedad, considera.

Además de la terapia con juegos y la ayuda de psicólogos, los niños tienen un espacio de rehabilitación y camas de hospital decorado con imágenes de mariposas y de astronautas les dan la bienvenida.

En este espacio no podía faltar la ayuda del mejor amigo del hombre, con un par de perros adiestrados para ayudar en la rehabilitación física y psicológica de los niños. O incluso como acompañamiento emocional para los que más sufren. Los canes estimulan a los niños a moverse, a socializar y a perder el miedo; lanzarle la pelota para que el perro la atrape es la terapia física más sutil y estimulante para los menores, afirma Nakashima.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

50

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias