Dior reivindica la solidaridad femenina en su desfile más 'british'

miércoles, 27 de febrero de 2019 · 09:25

AFP /

Ícono del feminismo en la pasarela, la directora artística de Dior, Maria Grazia Chiuri, reivindicó este martes la solidaridad entre las mujeres, en su desfile parisino más 'british'.

La italiana, que entre sus prendas más populares para Dior destaca una sencilla camiseta blanca con el lema "We should all be feminists" (Todos deberíamos ser feministas) dio un paso más allá en este combate, al estampar nuevos eslóganes militantes como "Sisterhood global" (Hermandad femenina global).

Bianca Jagger, Jennifer Lawrence y Cara Delevingne fueron algunas de las estrellas que asistieron al desfile celebrado en el Museo Rodin de París. Para la ocasión, las paredes se recubrieron de las fotografías de cuerpos femeninos en posiciones que recrean las letras del abecedario, una obra concebida por la italiana Tomaso Binga, quien utilizó un seudónimo masculino para parodiar el dominio de los hombres en el mundo del arte.

La propia Binga, de 87 años, dio el pistoletazo de salida al pase leyendo un texto en italiano en el que defendía la necesidad de que las mujeres "se autogestionen". Estuvo flanqueada por dos modelos que llevaban sendas camisetas reivindicando la solidaridad femenina, con lemas que Chiuri halló en los títulos de los libros de la poetisa estadounidense Robin Morgan.

"La moda quiere apoyar a la mujer en todas las situaciones. Por ello, hay que colaborar con otras artistas para producir un efecto a nivel internacional", dijo a la AFP la diseñadora italiana previo al desfile.

"Hoy, comprar es un acto político. Al margen de las prendas, bolsos y zapatos, la gente quiere que detrás de los objetos haya valores en los que cree" y "mi valor es la hermandad femenina", insistió.

La italiana Valentina Ferragni en la presentación de la colección otoño-invierno 2029/2020 de Dior en París. / AFP

Feminista con aires masculinos

La italiana revolvió en los inagotables archivos de la casa fundada en 1946 para inspirarse en lo que Christian Dior tomó prestado de la cultura británica, especialmente en los años 1950, cuando lanzó su celebérrimo "New Look".

"Hubo movimientos que vivieron esa época de una manera totalmente diferente, como las Teddy Girls", una subcultura femenina de posguerra, recordó la directora artística de Dior desde 2016.

Entonces "Londres representaba la tradición y a la vez su ruptura". Y las Teddy Girls "llevaban las chaquetas ceñidas con camisas, denim y calzado plano. Las siluetas eran menos burguesas", dijo.

En su voluntad de actualizar el "New Look", Dior presentó para el próximo otoño-invierno una colección de prêt-à-porter con prendas que recurren a la tecnología para ser cada vez más ligeras.

El clásico traje Bar se reinventa según una línea más masculina en su corte, su cuello y su tejido.

El tartán irrumpe con fuerza e inunda toda la colección, con total looks de tonos verdes y rojos, que se llevan a conjunto con sombreros de tela. El vichy masculiniza algunas propuestas, mientras que la seda y el tul se combinan con una chaqueta de cuero o un ancho cinturón del mismo material.

Saint Laurent, fiel a su estilo sexi

A los pies de la Tour Eiffel, Saint Laurent presentó una colección marcadamente opuesta al espíritu de Dior, apostando por los vestidos negros ajustados, tremendamente sexis.

Escotes, transparencias y minishorts volvieron a marcar la pauta que el diseñador belga Anthony Vaccarello imprimió desde su llegada. Los lazos y los volantes también tienen cabida en este desfile mixto.

 

 

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias