Mileniales no pueden cortar el cordón de dinero con su familia

Un análisis económico reciente concluyó que “para los estadounidenses de menos de 40 años, el siglo XXI ha sido como una muy larga recesión”.
martes, 12 de marzo de 2019 · 00:04

Agencias  / Nueva York

Es el misterio financiero para quienes son treintañeros. ¿Cómo puede alguien, hasta quienes tienen un trabajo estable y mucho menos quienes tienen hijos, costear su vida en las grandes ciudades, como Nueva York, Los Ángeles o San Francisco?

La respuesta es: muchos reciben apoyo monetario, en distintos niveles, de sus padres, según publica el New York Times en español.

No  hay que girar aún los ojos de manera escéptica con exasperación por aquellos mileniales que no logran despegar por sí solos. Se debe considerar la economía implacable de intentar hacer tu vida hoy en día en un país como Estados Unidos. Los salarios están estancados y los costos de bienes raíces, cuidado médico y cuidado familiar se han disparado. Un análisis económico reciente concluyó que “para los estadounidenses de menos de 40 años, el siglo XXI ha sido como una muy larga recesión”.

 
Más de la mitad de los estadounidenses de entre 21 y 37 años recibieron algún tipo de ayuda financiera de un padre, tutor o familiar desde que cumplieron 21, según un reporte hecho en 2018 por Country Financial, empresa de servicios financieros. Eso incluye dinero para pagar el servicio de teléfono celular (que recibió el 41%), para víveres y combustible (el 32%), la renta inmobiliaria (40%) o el seguro de gastos médicos (32%).

Luego está la ayuda en servicios no remunerados, como el cuidado de los nietos, una asistencia crucial para muchas personas. Un cuarto de quienes ya son padres en la generación milenial recibe asistencia por hora de sus propios padres, ya sea ayuda en el hogar o con los hijos, y el 18% indica que no podría mantener sus vidas diarias si no recibieran ese apoyo, de acuerdo con un estudio hecho en 2017 por TD Ameritrade. El mismo estudio arroja que más de la mitad de los mileniales que tienen hijos sufren una ansiedad generalizada de no poder ganar lo suficiente para mantenerse a ellos y a sus familias.

Todo esto significa que la percepción de esta generación, por lo menos entre los que pertenecen a la clase media, es muy distinta que la de sus equivalentes en el pasado. En el programa de televisión Thirtysomething, que estuvo al aire entre 1987 y 1991, prácticamente ningún personaje mencionó nunca necesitar ayuda financiera de sus padres. Las series de hoy en día muestran otra realidad, como la cantidad de personas que necesitan compartir departamento para pagar la renta en New Girl o en Unbreakable Kimmy Schmidt.

Lo que es especialmente distinto hoy en día sobre la ayuda que reciben los treintañeros de sus padres, a diferencia del apoyo que ha existido antes, es que en una economía con giros más extremos y sueldos más estancados la riqueza familiar es un factor mucho más determinante para el ascenso socioeconómico, de acuerdo con el especialista Chuck Collins. Los treintañeros que no tienen asistencia parental enfrentan aún mayores desventajas.

 

13
8
Cargando más noticias
Cargar mas noticias