Akihito cede el trono a su hijo en la primera abdicación en 2 siglos

Es la primera vez en 200 años que un emperador japonés cede el puesto en vida, en virtud de una ley de excepción. El trono pasa ahora a su hijo Naruhito.
miércoles, 01 de mayo de 2019 · 00:04

AFP / Tokio

 El emperador japonés Akihito concluyó  las ceremonias de su abdicación, cediendo el trono del Crisantemo a su hijo mayor Naruhito, en la primera abdicación en Japón en más de dos siglos.

 Akihito, de 85 años, seguirá siendo sin embargo emperador hasta medianoche, hora en que el país entrará en el año 1 de la nueva era imperial Reiwa (bella armonía), después de tres décadas de la era Heisei (logrando la paz). 

La principal ceremonia, que duró 10 minutos, se llevó a cabo en el Salón del Pino (Matsu-no-Ma), considerado el más elegante salón del palacio imperial. Akihito, con un traje chaqué, pronunció un breve discurso: “Expreso desde el fondo de mi corazón mi gratitud al pueblo de Japón que me aceptó como símbolo del Estado y me apoyó”, leyó, en alusión a su papel inscrito en la Constitución, en vigor desde 1947 y en la que el emperador dejó de tener un estatuto de semidiós. 

Por la mañana, luciendo una voluminosa túnica de color marrón-dorado y un enorme sombrero negro, el emperador realizó el ritual de informar sobre su abdicación a sus ancestros en varios santuarios del palacio imperial. 

Aunque en este día lluvioso no se congregó una gran multitud frente a este protegido recinto del centro de Tokio, los japoneses y turistas extranjeros presentes se sentían divididos entre la emoción del momento y el entusiasmo ante una nueva era.

Foto:EFE

 “Nací en la era Heisei así que estoy un poco triste que se acabe, pero también estoy nervioso por esta nueva era que empieza”, asegura Rikia Iwasaki, un estudiante de 13 años.

 “Querría agradecer al Emperador su duro trabajo”, afirma por su parte Hironari Uemara, de 76 años, que viajó a Tokio expresamente desde Okayama (oeste).

 Su esposa cuenta que echará de menos al emperador Akihito y a la emperatriz Michiko. “Tengo ganas de llorar”, dice.

 La población japonesa celebra unos festejos históricos y casi inéditos porque esta vez la nación no está de luto por el deceso de un soberano. 

Sí lo estaba en 1989 (muerte de Hirohito, también llamado emperador Showa), en 1926 (por el emperador Taisho) y en 1912 (por el emperador Meiji).

 El presidente estadounidense, Donald Trump, uno de los primeros en expresarse, envió un mensaje con su sincera apreciación de la pareja imperial, y destacó la “cercana relación” entre Estados Unidos y Japón. 

Habrá más actos con motivo del traspaso del trono a lo largo de los próximos meses, sobre todo en otoño, con la asistencia de jefes de Estado y de numerosas personalidades. 

Será la primera vez en dos siglos que un emperador japonés cede el puesto en vida, en virtud de una ley de excepción hecha a medida para Akihito.

 A mediados de 2016 el Emperador dijo que quería dejar el trono porque ya no podía ejercer “en cuerpo y alma” debido a su edad y a su estado de salud. 

Fue el Gobierno el que decidió la fecha de la abdicación y todo lo que la rodea, un proceso en el que la familia imperial no ha tenido voz ni voto.

 Akihito y su esposa Machiko realizaron estas semanas sus últimas peregrinaciones en un país que recorrieron durante tres décadas, sobre todo para reconfortar a los damnificados tras las catástrofes naturales de la era de su reinado. Los emperadores gozan de gran respeto en su país por su cercanía a los ciudadanos.

  La emperatriz Michiko despierta “gran entusiasmo” y él supo ganarse el afecto “por ejemplo estrechando manos”, precisa Hideya Kawanishi, profesor de la universidad de Nagoya.

Foto:EFE

  Naruhito nuevo emperador

Pasan a ser emperador y emperatriz eméritos y ceden el palacio imperial a Naruhito y a su esposa Masako, de 59 y 55 años respectivamente.

 En el muy esperado primer discurso de Naruhito el miércoles, después de su coronación, debería dejar entrever el carácter que quiere dar a su reinado. 

Promete seguir los pasos de su padre. 

Ha dejado claro que continuará obrando para que las generaciones futuras conozcan los abusos cometidos por Japón durante la guerra y apoyando a las víctimas de catástrofes naturales.
 

 

Los desafíos de Naruhito, el nuevo emperador

El nuevo emperador de Japón, Naruhito, deberá mantener un difícil equilibrio entre las tradiciones de una institución milenaria y su voluntad de acercar a la familia imperial a la realidad del mundo actual, al tiempo que protege a su esposa, con dificultades en su rígido papel.

 Naruhito, de 59 años y que se convirtió en el 126º emperador japonés, ya expresó su preocupación, al igual que su padre Akihito, sobre cómo asumir el papel de Japón en el pasado. 

 En 2015, consideró “importante, ya que el recuerdo va a borrarse”, que los japoneses “miren con humildad” las décadas pasadas, sin ocultar los abusos cometidos por el ejército imperial durante la primera mitad del siglo XX.

  También deseó que “las generaciones que vivieron la guerra transmitan correctamente a las que no la sufrieron la trágica experiencia vivida por Japón y el camino que tomó en la historia”.

 En febrero expresó asimismo su voluntad de estar “cerca del pueblo y compartir sus alegrías y sus penas”, como los actuales emperador y emperatriz, quienes visitan zonas afectadas por desastres naturales y se reúnen con personas discapacitadas o marginadas. 

 Naruhito no esconde sus críticas al asfixiante modo de vida al que está sometida la familia imperial japonesa, especialmente en lo relativo al sufrimiento de la princesa Masako. En 2004  acusó al protocolo de asfixiar la personalidad de su esposa. “En los últimos 10 años, la princesa Masako se esforzó por adaptarse a la vida de la familia imperial. Yo fui testigo, esta empresa la dejó totalmente agotada”, declaró.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

15
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias