Japón y Reino Unido se unen al veto de EEUU contra Huawei

Vodafone y EE, operadores británicos, retirarán sus móviles Huawei de sus redes 5G. En el primer caso, la firma suspenderá los pedidos del Mate 20X5G.
jueves, 23 de mayo de 2019 · 00:04

 EFE y AFP /Londres, Tokio

Los operadores de telefonía móvil británicos  Vodafone y EE  suspendieron  sus compras de teléfonos de Huawei y  dos de los operadores de telefonía portátil más grandes de Japón anunciaron  que postergarían el lanzamiento de nuevos modelos fabricados por el gigante  chino.

Ambas empresas del Reino Unido  se unen así al veto de otros grandes operadores de telefonía del mundo, que han dado la espalda a Huawei tras la decisión de las empresas tecnológicas de Estados Unidos (EEUU) de dejar de suministrarle tecnología para cumplir con la orden del presidente, Donald Trump.

  Vodafone y EE retirarán sus móviles Huawei de sus redes 5G debido a que la matriz de Google, Alphabet, ha roto relaciones comerciales con el gigante chino siguiendo un mandato del Gobierno de EEUU. “Estamos paralizando los pedidos del Huawei Mate 20X 5G en el Reino Unido”, confirmó ayer  Vodafone en un escueto comunicado de prensa.

En la nota, la compañía británica explicó que esa decisión es “una medida temporal mientras haya incertidumbre respecto a los nuevos teléfonos Huawei 5G”. Agregó que mantendrá “esta situación bajo revisión”.

Por su parte, EE ha adoptado una medida similar al “paralizar” la venta del modelo Huawei 5G por las tensiones entre EEUU y la empresa china.

El consejero delegado de EE, Marc Allera, declaró que la compañía no reactivará las ventas de los dispositivos de Huawei hasta tener “toda la información y confianza”, así como “la seguridad a largo plazo”, de que sus clientes, si compran esos móviles Huawei, van a recibir soporte.

No obstante, EE sí continuará usando Huawei, junto con Ericsson, para los equipamientos de radio en su red 5G pese al debate político generado.

EE será la primera compañía en el Reino Unido que lanzará la red móvil de alta velocidad 5G.

La decisión de prescindir de los móviles fabricados por la compañía china se produce después de que Google confirmara que cumplirá con un mandato del Gobierno estadounidense que obliga a las empresas norteamericanas a dejar de comerciar con Huawei.

El veto implica que Google dejará de suministrar su sistema operativo Android -del que se nutren los dispositivos Huawei- para los nuevos móviles de la empresa china, aunque sí continuará dando respaldo a los aparatos ya en venta.

Japón se une a presión

KDDI y SoftBank Corp, número dos y tres de los operadores telefónicos de Japón  respectivamente, postergaron el lanzamiento de nuevos modelos del Huawei.  Argumentaron que la decisión se tomó para tener tiempo de estudiar el impacto de la decisión tomada por la administración  Trump. 

El operador más grande, NTT Docomo, también anunció la suspensión de las órdenes de compra del nuevo modelo de Huawei, pero no frenó el lanzamiento del mismo. 

SoftBank tenía previsto lanzar el nuevo teléfono inteligente de Huawei mañana, pero anuló esa presentación “porque actualmente estamos tratando de confirmar si nuestros clientes podrán utilizar el aparato con cierta seguridad”, dijo el vocero de la compañía Hiroyuki Mizukami.

 Washington emprendió una dura campaña mundial contra Huawei que la semana pasada escaló cuando Trump prohibió a las empresas estadounidenses de telecomunicaciones comerciar con firmas extranjeras consideradas “de riesgo” para la seguridad nacional. EEUU  ha advertido que Huawei representa riesgos para la seguridad nacional y la privacidad de los usuarios debido a sus estrechos lazos con el gobierno chino, acusaciones que la empresa rechaza.
 

Consecuencias graves para Silicon Valley 

La  decisión por parte de las empresas tecnológicas de Estados Unidos (EEUU) de dejar de suministrar tecnología a Huawei  tendrá consecuencias devastadoras en Silicon Valley, que cierra la puerta a uno de sus mayores clientes.

 Alphabet (matriz de Google) ha sido la mayor compañía en romper lazos comerciales y  la han seguido empresas de microchips como Intel y Qualcomm. 

En el caso de los fabricantes de chips estadounidenses (que también se han cerrado a Huawei), los efectos serán inmediatos: pérdida como cliente del mayor fabricante de componentes de telecomunicación del mundo y del segundo mayor fabricante de móviles. Intel, Qualcomm, Xilinx, Broadcom, Micron Technology y Western Digital dejarán de suministrar microprocesadores a Huawei, que controla un 28% del mercado, por encima de la sueca Ericsson (27%) y la finlandesa Nokia (23%). (EFE).

Multinacional de chips ARM suspende negocios

 La multinacional de diseños de chips ARM, con sede en el Reino Unido, ha dado instrucciones a sus empleados para que se suspendan los negocios con Huawei, reveló ayer  la cadena pública BBC, tras acceder a documentos internos de la firma.

ARM, dedicada a los semiconductores y al desarrollo de software, ordena paralizar “todos los contratos activos, respaldar derechos y cualquier compromiso pendiente” con Huawei y sus subsidiarias a fin de cumplir con la orden comercial reciente del Gobierno de Estados Unidos.

La semana pasada, Washington declaró una emergencia nacional para prohibir a las empresas del país usar equipos de telecomunicaciones fabricados por firmas que supuestamente intentan espiar a Estados Unidos (EEUU), lo que afecta a los negocios de compañías chinas.

Los diseños de ARM, que tiene ocho oficinas en EEUU forman la base de la mayor parte de procesadores de aparatos de telefonía móvil del mundo. En un documento interno al que tuvo acceso la BBC, la compañía de fabricación de chips señaló que sus diseños contienen “tecnología de origen estadounidense”.

Como consecuencia, ARM considera que le afecta el veto impuesto por EEUU a las compañías tecnológicas estadounidenses para que no hagan negocios con el gigante de telecomunicaciones de china Huawei.

ARM, que tiene su base en Cambridge (Inglaterra) y emplea a 6.000 trabajadores, era considerada como la mayor firma tecnológica del Reino Unido hasta que fue adquirida en 2016 por un fondo japonés. (EFE) 
 

 

6
8
Cargando más noticias
Cargar mas noticias