Televisores viejos generan riesgo de contaminación por mercurio

Hasta el 8 de julio, la comuna recogerá estos equipos para su efectivo tratamiento. También se recibirán pilas, focos ahorradores y refrigeradores.
domingo, 09 de junio de 2019 · 00:04

Aldo Peralta /  La Paz

La contaminación por mercurio,  metales pesados y otros es el riesgo de guardar monitores, televisores,   microondas y refrigeradores en desuso. Desechar  estos artefactos  electrónicos sin un tratamiento adecuado  genera peligro para la salud y el medioambiente.

Con el fin de crear conciencia sobre este tema,  la Alcaldía de La Paz lleva a cabo la Reciclatón 2019, una campaña  de reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos. Esta quinta versión del evento   tiene como  meta  recolectar más de 22 toneladas de residuos   en las ciudades de La Paz y El Alto. El acopio, que empezó el 8 de mayo, se extendería hasta el 8 de julio.

“Cuando hablamos de los aparatos eléctricos y electrónicos más contaminantes podemos mencionar los monitores de computadora o televisores de tubo catódico, los antiguos y gruesos que usaban mercurio. También, todos aquellos aparatos que tienen refrigerantes como  congeladores y los que producen algún nivel de radiación como  los hornos microondas” indicó la responsable municipal de Servicios Ambientales, Nadiezdha Godoy.

Explicó que cuando estos artefactos se convierten en basura y no son tratados correctamente pueden generar   riesgo ambiental. Si   los residuos electrónicos  se oxidan,  liberan mercurio.

“Ese metal, el mercurio, entra en contacto con el agua y con el suelo, hasta el punto de contaminarlos. También puede llegar a los seres humanos por medio de  los gases que emana o estando en contacto con los alimentos”, sostuvo la funcionaria edil.

 El problema de los ahorradores

En  2011 se introdujeron al país 10 millones de focos ahorradores –de fabricación cubana– para su distribución gratuita.  Hoy la mayor parte de esos artefactos han cumplido su vida útil y se han convertido en residuos distribuidos en los hogares de los bolivianos. Su mal desecho es  un riesgo para el medioambiente y para la salud de las familias.

“Muchas personas no están conscientes de la relación entre  el tema de la luz y el mercurio. No todos conocen el problema que generan los focos ahorradores y fluorescentes  en la salud de las personas y lo realmente  tóxico y nocivo que son para el medioambiente”, manifestó Godoy.

EnerGea -una de las empresas participantes en la Reciclatón-  es la que se encarga de tratar estos artefactos. Todos van a  una máquina que los quiebra de forma controlada y absorbe todo el gas de mercurio que desprenden. Al final de ese proceso se obtiene   vidrio reutilizable.

 Los monitores  antiguos son parte de  los artefactos que generan más contaminación.
 Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

Cinco años del Reciclatón

Godoy explicó que  esta campaña de reciclaje nació y creció  gracias a la alianza de diferentes instituciones del sector público, privado y académico. La actividad fue planeada en  conformidad a los lineamientos de la Ley 755, del 28 de octubre de  2015 que  instruye   la reducción de  residuos, su aprovechamiento y disposición  final segura.

Desde   2017, la Reciclatón  ha puesto énfasis en la recolección de residuos electrónicos que contienen metales pesados, como el  mercurio, plomo, cadmio, níquel, cromo y arsénico, entre los más importantes. Ello debido al alto grado de toxicidad de estos elementos.   Muchos de ellos están presentes en la gran mayoría de artefactos que  usamos y desechamos sin  cuidado.

Mauricio Estívarez, coordinador de proyecto de reciclaje de la Fundación VIVA (una de las  impulsoras de la Reciclatón),   dijo que este año se quiere superar las 22 toneladas recogidas en 2018. Ahora irán por las empresas.  

“Ahora nos estamos  enfocando  en las empresas e instituciones que tienen residuos electrónicos almacenados, para quienes guardarlos  representa más  gasto de lo que costaría una gestión adecuada en reciclaje”, indicó Estívarez.

El peligro del mercado negro

Para Nadiezdha Godoy, responsable de servicios ambientales de la Alcaldía, el mercado negro en el reciclaje es uno de los peligros para el medioambiente. Explicó que muchos acopiadores sólo buscan artefactos electrónicos en desuso para extraer metales dejando sin tratamiento los elementos tóxicos. 

“Ese el principal problema, porque después estos residuos que realmente son peligrosos se quedan sin alguna respuesta ni tratamiento”, manifestó Godoy.

 Indicó que estos recolectores aprovechan sólo la parte valiosa de los residuos y desechan el resto sin cuidado alguno. Esa  parte descartada igual contiene sustancias peligrosas que pueden contaminar los suelos y el agua.

Godoy  indicó que hay operadores autorizados   que gestionan en su  totalidad los desechos. Pidió a la población acudir a ellos.

34
2

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias