Europa alcanza temperaturas récord ante nueva ola de calor

viernes, 26 de julio de 2019 · 00:04

 EFE y AFP / París

La ola de calor que enciende las alarmas en gran parte de Europa alcanzó sus máximas con récords de temperatura en Francia, donde el mercurio llegó en la capital París a los  42,6 grados, superando así los 40,4 grados, que desde el 28 de julio de 1947 eran su techo histórico.

Fotos:AFP

 El termómetro subió hasta esa temperatura a las 16:32 (hora local)  en el observatorio del parque parisino de Montsouris. En la noche del miércoles al jueves, la mínima fue de 25 grados, la tercera más elevada de la historia, por debajo del techo de 25,5 grados de agosto de 2003.

Francia declaró por segunda vez en menos de un mes una alerta roja por calor en gran parte del noreste del país, donde se pronostican máximos de hasta 43 °C.


 
 “¡Hace muchísimo calor en el metro, es insoportable!”, dijo  Petra Ulm, una austriaca de 34 años instalada en Francia. “Hay muchísimas personas, no hay aire acondicionado y estamos los unos encima de los otros”, añadió, mientras le caían gotas de sudor por la frente.

 En Alemania se marcó  un nuevo récord histórico de temperaturas, al registrarse los 41,5 grados centígrados en la ciudad de Lingen (centro).

Unas horas antes de registrarse esa nueva marca, el Servicio Meteorológico Alemán (DWD) había informado ya de una nueva máxima histórica, al llegarse en la ciudad de Geilenkiche (oeste) a los 40,5 grados.

En Bélgica  la temperatura alcanzó  los 40,6 grados y los 40,4 grados en Holanda, con lo que ambos países baten por segunda vez en una semana sus anteriores récords históricos de temperatura.

La ciudad de Herne (oeste e Holanda) anunció que evacuará a todos los peces de los estanques de la ciudad el viernes para salvarlos, ya que debido al calor el contenido de oxígeno en el agua se reduce considerablemente. Los peces serán liberados en el Rin.

13 ciudades de Italia se encuentran  en alerta roja y hoy  serán 14, cuando se registrará el pico de la ola de calor africano que se está registrando en toda Europa.

En Austria, donde se esperaba  un pico de 38 °C, un niño de tres años murió de deshidratación. Fue hallado inconsciente el lunes en un vehículo estacionado bajo el sol.

 

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias